Tras las huellas del crimen de Ilse Amory Ojeda

30 de abril del 2019

Estos son los detalles del caso de la chilena incinerada en Santander.

Tras las huellas del crimen de Ilse Amory Ojeda

En la mañana de este martes 30 de abril, el Instituto de Medicina Legal confirmó lo que nadie quería escuchar. Luego de unas pruebas de ADN se aclaró que los restos incinerados que fueron hallados en zona rural de Santander, sí correspondían a la sargento chilena Ilse Amory Ojeda, quien estaba desaparecida desde hace un mes.

Escuche las noticias más importantes del día:

El instituto indicó que esta identificación se logró luego de hacer estudios genéticos en partes de las estructuras óseas recuperadas y las pruebas a uno de los hijos de la mujer de 51 años de edad. Asimismo, aseguró que el equipo especializado continuará con el análisis respectivo del cuerpo, para informar la causa y la manera de muerte.

Los familiares de la sargento asesinada y las autoridades colombianas estaban tras su rastro luego de que dejara de reportarse luego de que llegó a Colombia en los primeros días del mes de marzo, detrás del amor de Juan Valderrama, un joven 23 años menor que ella.

La pareja se conoció en Chile y allí comenzaron su relación sentimental, a pesar de la negación de sus hijos y familiares. Ella decidió viajar hasta Colombia junto al que creía era el amor de su vida. Recogió todas sus pertenencias, tomó sus ahorros y se fue sin avisarle a nadie.

Aterrizó con Juan Valderrama en Medellín. Al principio, todo parecía normal, enviaba fotografías, audios y videos, mostrándose feliz en tierras colombianas. De un día para el otro, la mujer desapareció, su familia no volvió a saber de ella hasta hoy, el día en el que se supo de su final faltal.

Valderrama: el principal sospechoso

De acuerdo a las investigaciones que han adelantado las autoridades, todo apunta a que la persona que estaría detrás del atroz crimen sería el mismo novio de la víctima, Juan Valderrama, quien será imputado por otros dos delitos además del de desaparición forzada: feminicidio agravado y ocultamiento de material probatorio.

Valderrama pasó a estar en la lupa de la justicia por cuenta de varias pruebas que se han presentado en su contra. El sujeto de 28 años, fue capturado el pasado sábado 26 de abril por la Policía en el barrio Cristal Bajo en Bucaramanga, dejando sorprendidos a todos los vecinos del sector.

Antes de ser retenido por las autoridades, el sujeto salió a los medios de comunicación con una mirada tranquila, manifestando que había puesto una denuncia por la desaparición de la mujer y que ella se había ido de su lado luego de una fuerte discusión por una presunta infidelidad.

Durante las indagaciones se encontraron algunas inconsistencias en su testimonio. Una de ellas fue la fecha de desaparición de Ilse Amory. En un primer momento dijo que fue el 29 de marzo, pero después mencionó que fue el 5 de abril, argumentando que se “había confundido de fecha”.

Otra de las pruebas contundentes es el testimonio de una persona que aseguró que Valderrama le habría pagado una suma de dinero para incinerar a una supuesta res, restos que fueron encontrados el pasado viernes 26 de abril por las autoridades.

En la escena del crimen encontraron elementos importantes para la investigación: un anillo y un zapato, al parecer de fabricación chilena, lo que levantó más sospechas.

En las audiencias de imputación de cargos en contra de Valderrama, se presentaron otras pruebas: Un video en el que aparece Valderrama en los peajes de Bucaramanga y Rionegro el pasado 31 de marzo, cerca al lugar de donde fue encontrado el cadáver. Además, la justicia pudo obtener un video del celular de la mujer que evidenciaría los malos tratos por los que ella era sometida. Al parecer, ella pretendía regresar a Chile luego de actitudes agresivas de su pareja sentimental.

“Tengo que aguantarme a ese hombre malo y feo (…) Ese hombre ha sido el más perro. El más malo de mi vida”, dice la mujer en el video.

Además, la Fiscalía indicó que días después de la desaparición de la mujer, Valderrama hizo varias movimientos bancarios con altas sumas de dinero, al parecer, proveniente de la cuenta de la mujer.

Ha insistido en su inocencia

Para la Fiscalía este crimen tendría un motivo: un interés económico por parte de Valderrama. Según las autoridades, esta persona estaría detrás de la cuantiosa suma del seguro de vida de Ilse Amory, de más de 100 millones de pesos, del cual él era beneficiario.

Aunque todas las pruebas apuntan en su contra, Valderrama ha insisto en que es inocente. Su defensa presentó una carta que pocos se esperaban: le solicitó a Medicina Legal un estudio de psiquiatría forense, ya que asegura que esa persona tiene trastornos mentales, debido a que hace algunos años sufrió un accidente que lo dejó varios días en cuidados intensivos. Esto con el fin de que sea declarado inimputable.

El diálogo con KienyKe.com, el exfiscal general de la Nación Mario Iguarán dijo que en primer lugar la defensa de Valderrama está en todo el derecho de pedir esta valoración médica, en aras de demostrar que esta persona es inimputable ¿qué significa esto?

“Una persona inimputable es aquella que no está en condición de comprender su accionar o sus consecuencias. Es un sujeto que actúa sin su voluntad, ni su conciencia, a la cual no se le puede imputar una responsabilidad penal, debido a que no tiene la capacidad de entender lo que hizo o está haciendo”, explicó.

Respecto al caso de Valderrama, Iguarán señaló que, respetando el derecho a su presunción de inocencia, se evidencia que este hombre de 28 años es una persona que está en la condición de comprender su accionar y las consecuencias. “La prueba de esto es que, al parecer, esta persona quiso ocultar el delito, incinerando el cuerpo de la mujer. El inimputable nunca pensaría en esa posibilidad, no haría nada para borrar los rastros del delito”, aseguró.

“Aquí vemos a una persona que está bajo la definición de un imputable. Pero eso ya lo tendrá que determinar Medicina Legal”, agregó.

Un posible perfil criminal

Para algunos expertos, aunque es difícil establecer un perfil criminal de esta persona por su derecho a la presunción de inocencia, en el caso de que fuera declarado responsable se configuraría bajo el perfil de un sujeto con fuertes rasgos sociopáticos y narcisistas, con una alta tendencia a manipular y/o explotar de manera muy intencionada a otra persona.

Mauricio Aponte, médico – psiquiatra de la Universidad del Externado, le dijo a KienyKe.com que usualmente estas personas saben leer y entender las vulnerabilidades de otras. “Son capaces de comprender cuáles son sus puntos frágiles y utilizarlos así para sus propios propósitos”, indicó.

Dijo que de ser así, todo habría sido calculado: enamorarla, explotarla durante algún tiempo con ilusiones falsas y luego sacar provecho de la situación, “debido a que estas personas tienen una gran capacidad de manipulación emocional”.

“Estas personas suelen ser al principio muy agradables y seductoras. Saben lo que están haciendo, tienen el poder de manipular a la opinión pública, la capacidad de enfrentar situaciones y negar las cosas de manera fácil”, resaltó.

Gina Vargas, psicóloga universidad EAN, agregó que este tipo de personas tienen la capacidad de reconocer a sus víctimas, en casos como estos, “por su edad y condiciones, son mujeres en búsqueda de afecto, y que ven en estos tipos jóvenes y atractivos una posibilidad de tener una relación estable”, pero que utilizan todas sus capacidades para enamorarlas y aprovecharse.

Los dos expertos coincidieron en decir que este podría ser el posible perfil criminal de Juan Valderrama en caso tal de ser hallado responsable. Aseguraron que hay que esperar a que Medicina Legal determine si tiene alguna condición de enfermedad mental y también aguardar a que la justicia desenrede a si es culpable o no del aberrante crimen contra Ilse Amory Ojeda.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO