Cali y Medellín, las ciudades más violentas contra la mujer

16 de abril del 2019

Sin embargo, las cifras de estos crímenes prenden las alarmas.

Cali y Medellín, las ciudades más violentas contra la mujer

De los 48 feminicidios que se han presentado en lo corrido del primer trimestre de este 2019, ya hay claridad sobre las causas y los responsables de 41 de estos crímenes contra las mujeres, así lo aseguró la Fiscalía General de la Nación, que manifestó que esto significa un “avance histórico en el esclarecimiento de estos actos en el país”. Algunos no están de acuerdo y son críticos a esta situación, debido a que las cifras de estos delitos, a pesar de los esfuerzos, siguen siendo altas.

El ente investigador mencionó que el avance en estos casos se logró debido a nuevas técnicas de investigación y campañas de sensibilización para ir tras las personas detrás de varios crímenes de mujeres agredidas por su condición. Añadió que en la actualidad esto alcanza un promedio del 85,42%. 

En Boyacá y en Cesar, donde se registraron dos y tres víctimas, respectivamente, ya se “han determinado las razones que motivaron las acciones violentas contra las mujeres”. Según la Fiscalía, cuatro de ellos tienen medida de aseguramiento en centro carcelario y uno orden de captura.

De otro lado, seccionales como la de Magdalena y Santander prendieron las alarmas, debido a que en 2018 no se presentaron feminicidios en ese primer trimestre, pero en 2019 hubo un incremento, en los dos departamentos se presentaron seis de estos casos.

Cali y Medellín: los casos más preocupantes

La situación más preocupante se presentó en Cali (Valle del Cauca) y Medellín (Antoquia). A pesar que la Fiscalía mencionó que en estas dos ciudades se presentaron menos feminicidios en comparación al año pasado, en Cali se registraron seis casos y en Medellín cinco. Según el ente, en las dos capitales “el promedio de esclarecimiento supera el 80%”.

En diálogo con KienyKe.com la directora de la Fundación Feminicidios Colombia, Yamile Roncancio, mencionó que las cifras presentadas por la Fiscalía General son erróneas, debido a que su fundación ha registrado en lo corrido de este año 71 feminicidios y no 48.

Según dijo, esto corresponde a que en varias ocasiones “no se tipifican los feminicidios como tal sino que se adelantan investigaciones como homicidio”, y que esto llama la atención debido a que la Fiscalía aseguró que “toda muerte violenta de mujeres en Colombia iba a ser investigada como feminicidio, pero al parecer esto no está ocurriendo”.

Roncancio señaló que la situación en Cali y en Medellín son alarmantes porque están ubicadas en regiones que históricamente han atravesado el fenómeno del conflicto armado y esto ha sido producto “del gran impacto del narcotráfico en la concepción de la mujer”.

“En Cali y en Medellín también hay una problemática aguda que contribuye a este problema: la guerra entre bandas criminales. Un ambiente de violencia generalizado que afecta todo; permea todas las relaciones, en el que se normaliza la violencia y la muerte”, mencionó.

María Eugenia Morales, experta en derechos de las mujeres, coincidió en que la violencia contra la mujer sigue vigente debido a “una cultura patriarcal que no se ha podido erradicar”. Dijo que Cali y Medellín son ciudades en las que se tuvo una alta incidencia “la cultura mafiosa”, donde los hombres con plata, armas y poder “controlaban la vida de las mujeres”.

“Esa cultura se fortaleció y sigue vigente en el país. Casi todos los feminicidios que se han presentado es porque la mujer decide abandonar a los maltratadores y a ellos no les gusta perder ese control. Cuando ellas toman decisiones, es cuando les cuesta la vida”, resaltó.

Morales mencionó que las altas cifras de esclarecimiento de feminicidios, sobretodo en estas dos ciudades, es gracias a programas como los consejos de seguridad que han implementado las mujeres junto a las autoridades para aclarar estos casos y, sobretodo, prevenirlos.

Sin embargo, Roncancio criticó que, aunque es positivo que se hayan adelantado estos esclarecimientos, es importante que las autoridades le pongan el ojo a la prevención de estos casos para “proteger a la mujer y sus derechos fundamentales a la vida y a la integridad personal”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO