3 mil imputados por corrupción: una situación alarmante

3 mil imputados por corrupción: una situación alarmante

14 de mayo del 2019

La estrategia ‘Bolsillos de cristal’ utilizada por la Fiscalía General de la Nación para identificar y judicializar a los responsables de “maniobras ilícitas utilizadas para desviar o apropiarse de recursos del sector público” ha dejado en manifiesto cifras preocupantes. Desde 2016 hasta lo corrido del 2019 se han imputado a tres mil personas por corrupción, en investigaciones que comprometen recursos del Estado por más de 4.7 billones de pesos. 

De acuerdo con los datos aportados, desde que comenzó el plan contra este flagelo se han llevado ante los jueces de control de garantías a 1.036 funcionarios; entre ellos: alcaldes, gobernadores, magistrados, jueces, fiscales e investigadores judiciales. Asimismo, se han presentado 754 exfuncionarios y 1.210 particulares como representantes legales de empresas y contratistas.

Datos de la Fiscalía General de la Nación.

Las indagaciones han revelado que estos tres mil procesados estarían involucrados en irregularidades que “habrían comprometido más de cuatro billones de pesos y más de ciento seis millones de dólares”.

Dentro de estas indagaciones adelantadas hay casos que se han destacado “por la complejidad y el monto comprometido”, donde se ha dispuesto de equipos especializados y diferentes líneas de investigación para descifrarlos, como en el caso OdebrechtSegún el ente, respecto a este escándalo de corrupción, se han vinculado a “96 personas, de las cuales 42 están en etapa de indagación, 4 en imputación, 14 en acusación, 5 en juicio y 10 tienen sentencia condenatoria”.

Además, señaló que “los fiscales de conocimiento han realizado 11 compulsas de copias por la condición de aforados de los investigados”.

Lea también: “Bustos, el cerebro del cartel de la toga”: Rodríguez

El proceso contra Odebrecht es uno de los múltiples casos que lleva la Fiscalía, quien resaltó los avances en otras indagaciones por irregularidades, como: Reficar, el Plan de Alimentación Escolar (PAE), el ‘Carrusel de la contratación’, casos de corrupción en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la ‘Operación celdas’, entre otros.

Las cifras destacadas de acuerdo a los cargos, respecto a los particulares involucrados, son:

Datos aportados por la Fiscalía General – Infografía hecha por KienyKe.com

Principales detractores

Las cifras presentadas por no dejaron contentos a muchos, por ser solo “un paño de agua tibia”. El senador Jorge Enrique Robledo le dijo a KienyKe.com que “no todo es como lo pinta la Fiscalía”, porque si hay ejemplo de un fracaso en la justicia en Colombia es “lo que ha pasado con Odebrecht”. “Todavía no se conoce de todas las personas que están involucradas en este escándalo y las investigaciones no han sido tan efectivas a pesar de las imputaciones”, señaló.

Mencionó que la Fiscalía “ha dejado muchos casos de corrupción en el tintero”, como en el caso del ‘cartel de la toga’. “Ellos todavía le deben a los colombianos una explicación del porqué se nombró a Luis Gustavo Moreno como fiscal anticorrupción si era un corrupto. Es evidente que como en Odebrecht, en este y en muchos casos no se ha procedido como debe ser”, manifestó.

El abogado José Roberto Acosta, por su parte, coincidió en que la Fiscalía ha imputado a tres mil personas por corrupción pero que muchas veces, “por su ineficacia en el sistema acusatorio, se ha terminado con muy pocas condenas”.

“Puede suceder que de esos tres mil imputados no termine condenado nadie, lo que resulta en una total impunidad. Así que es la condena, no la imputación, la variable que se debe analizar. Ahí es cuando las personas de verdad podemos medir la efectividad de las investigaciones y el trabajo por luchar contra la corrupción”, manifestó.

La corrupción: el cáncer de Colombia

Robledo y Acosta coincidieron en que la corrupción en Colombia, a pesar de todos los esfuerzos institucionales, sigue siendo un problema que hay que erradicar por completo.

El senador del Polo señaló que en el país la corrupción es tan grave “que no es un problema de ovejas descarriadas o de manzanas podridas” sino que es un crimen sistemático que permea todas las ramas del poder.

“Aquí lo que hay es un problema de corrupción en el cual están involucrados hasta altos funcionarios de este país ¿Uno qué puede esperar entonces si los que tienen el poder son los que están metidos en estos casos y están protegidos por todos los ‘cacaos’ de la política tradicional?”, cuestionó.

Lo que se debe hacer para combatir este problema, según José Roberto Acosta, es un verdadero seguimiento al enriquecimiento ilícito de todos los funcionarios públicos. Aseguró que “el día que la Fiscalía sea seria y tenga la verdadera voluntad, se podrá hablar de una lucha frontal en contra de la corrupción. Mientras tanto, estos solo serán saludos a la bandera”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO