Alarmantes cifras de violencia sexual contra hombres

17 de marzo del 2019

Estas son los datos que arroja Medicina legal entre 2018 y 2019.

Alarmantes cifras de violencia sexual contra hombres

Las cifras de violencia sexual contra los hombres, aunque no son muy visibles y las personas no creen que esta situación se presente en el país, son alarmantes. Según datos preliminares del Instituto de Medicina Legal consultados por KienyKe.comentre enero del 2018 y enero del presente año, 4.000 hombres (entre menores y adultos) han sido víctimas de esta problemática.

Sin duda alguna las estadísticas demuestran que este es un tema al que hay que ponerle “el ojo encima”. En el 2018, 3.465 menores de edad fueron víctimas de violencia sexual, en el 2019, 227. Respecto a lo mayores de 18 años, el instituto indicó que el año pasado fueron 290 las víctimas y en lo corrido de este año van 18.

Román Huertas, coordinador de la Mesa Nacional de Masculidades por la Igualdad de Género, le dijo a KienyKe.com que frente a estos actos es claro que existe un subregistro general, pero que en los hombres se infiere que estos pueden ser mucho mayor por patrones culturales.

“No todos los hombres que han sido víctimas de violencia sexual tienen la tranquilidad de denunciar. Se puede decir que son muchos más altas las cifras porque no hay unas rutas claras para la denuncia; además no consideran una atención diferencial”, aseguró.

Indicó que hay que tener en cuenta los factores asociados a la ocurrencia de estos tipos de delitos. Según explicó, frente a los casos presentados en mujeres, hay unas reflexiones al rededor de “la supuesta subordinación de su cuerpo y dominación por parte de los hombres, asó como de una estructura social cultural”, y por esa razón, se tendría que mirar hasta dónde esos mismos factores obedecen a los casos que se presentan en los hombres “o si existen otros patrones diferenciales a esto que ocurre con las mujeres”.

Menores de edad: los más afectados

Teniendo en cuenta los datos de Medicina Legal, en la primera infancia, se presentaron 956 casos; en la infancia, 1.659; en la adolescencia, 1.077; en la juventud, 191; adultez, 109 y en el ciclo vital adulto mayor, 8 casos.

“Según estas cifras, los niños que sufren más de estos tipos de violencia están por debajo de 7 años. Las niñas después de los 10. Con ellas se asocia a su desarrollo biológico y a la erotización de ellas a temprana edad, pero en los niños no se ha estudiado ampliamente qué es lo que pasa, por qué a los menores de esas edad se les abusa”, analizó.

Señaló que se tiene la hipótesis que después de los siete años las cifras bajan frente a la capacidad del menor a responder y evadir el abuso, “pero no se entiende todavía cuál es el elemento detonador para que se estén abusando”.

“Esto no se estudia. No se atiende a este tipo de violencia. Si hay un delito que en este país no se tenga en cuenta es la violencia sexual. Siempre termina siendo un delito de segundo orden y no hace parte del grueso analítico de las estrategias de seguridad”, afirmó.

¿Quiénes son los presuntos agresores?

Según las cifras presentadas por Medicina Legal, los mayores agresores contra los hombres son los familiares, con 1.576 y los conocidos con 1.217. Entre los otros datos:

  • Agresor desconocido: 165
  • Amigo (a): 353
  • Delincuencia común: 8
  • Encargados del cuidado: 21
  • Miembros de grupos al margen de la ley: 2
  • Miembros de grupos de delincuencia organizada: 7
  • Miembros de Fuerzas Armadas: 27
  • Miembros de seguridad privada: 4
  • Pareja o expareja: 35
  • Persona de custodia: 11
  • Otro: 176
  • Sin información: 322

¿Por que no denuncian?

Aunque las cifras que registra Medicina Legal son altas, Román Huertas asegura que en la realidad los datos son superiores. Aseguró que ha conocido algunos casos en los que en el momento en el que denuncian algún tipo de violencia, ya sea sexual o física, lo primero que les han dicho es “¿Y usted siendo hombre se dejó?”.

“Denunciar la violencia sexual implica para un hombre el señalamiento de que por qué se dejó y entonces entra esa valoración de que por eso es menos hombre. Eso genera una advertencia y por eso prefieren no denunciar”.

“Muchos hombres pueden llegar a tener atención psicosocial, lo que tu quieras pero llegar a la denuncia ya no es tan sencillo”, manifestó.

Gina Vargas, psicóloga y coordinadora de la Consejería de la Universidad EAN, agregó a que esto se debe porque “Colombia está inmerso en un contexto cultural machista” y por esa razón más naturalizado que sean las mujeres que, “en su supuesta condición de fragilidad”, sean las que dan a conocer cuando han sido abusadas.

“Socialmente hay una cultura frente a lo que significa ser hombre y ser mujer. Los hombres siempre han sido asociados frente a lo fuerte y lo macho. En ese sentido, los hombres no tienen esa cultura de denunciar en el caso e ser víctimas de violencia sexual o ser víctimas de algún delito”, dijo.

Añadió que la denuncia de alguna manera los hace “ser frágiles y perder esa representación que hay de ser hombre”, entonces por esa razón en las entidades encargadas las cifras de hombres víctimas de violencia sexual, a comparación de las mujeres, no son muy altas, “pero entonces eso no significa que no suceda”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO