El modus operandi de familias que metían droga a La Picota

10 de octubre del 2019

Conozca quiénes son y cuáles eran sus roles según la Fiscalía.

El modus operandi de familias que metían droga a La Picota

Dos parejas de hermanos, además de primos, sobrinos y hasta cuñados, conformaban una presunta red delincuencial dedicada al tráfico de sustancias psicoactivas dentro de la cárcel La Picota de Bogotá. 

La Fiscalía General de la Nación informó que mediante labores investigativas como seguimientos, interceptaciones y análisis de bases de datos, se logró desenmascarar a la estructura ilegal, que al parecer, estaba integrada por nueve personas.

El ente acusador informó que uno de los investigados, desde uno de los patios de la cárcel, era el encargado de organizar la venta y entrega de la marihuana y cocaína a los internos.

Los presuntos delincuentes fueron imputados por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, porte o fabricación de estupefacientes agravado y enviados a prisión preventiva.

Solo tres aceptaron los cargos.

Quiénes son y sus roles

La supuesta banda estaba compuesta por miembros de dos familias. La Fiscalía General explicó qué rol cumplían dentro de la organización criminal.

  • Fabián Viracacha: sería el cabecilla de la estructura. Actualmente purga una condena en la cárcel La Picota por diferentes delitos. Lo señalan de la preventa de la droga en la cárcel y su entrega en los patios.
  • Diego Andrés Cantor: dicen que era el jefe de la red por fuera de la cárcel y quien la financiaba. Aceptó los cargos. 
  • Martha Isabel Viracacha: la Fiscalía dice que esta mujer es la propietaria de un restaurante y una ferretería a cuyas cuentas bancarias se habría realizado los pagos por la venta de los estupefacientes.
  • Johana Andrea León: tendría participación importante. Actualmente está en casa por cárcel por una investigación por tráfico de estupefacientes. Aceptó los cargos. 
  • Jhonatan Steven León: sería la persona encargada de la logística de la red.
  • Elsa Lucero Peña: fue capturada en flagrancia tratando de ingresar drogas en sus partes íntimas a esa cárcel. Aceptó los cargos. 
  • Isauro Ortegón Mariño: señalado de lanzar pelotas de droga al penal.
  • Johana Caterine Pérez: Al parecer, era la persona que armaba y prensaba las bolas de marihuana y cocaína.
  • Julith González Fierro: También habría participado en armar las bolas de la droga.

El modus operandi

Fabián Viracacha sería la persona que realizaba acuerdos de entrega y pago por anticipado por las sustancias psicoativas. “El dinero era consignado a las cuentas de su hermana. Cada semana eran realizados varios depósitos con sumas superiores a un millón de pesos”, señaló la Fiscalía.

Indicó que, a través de llamadas telefónicas, el presunto jefe de la banda ordenaba a su sobrino la hora y la cantidad de droga que tenía que enviar al penal.

Se dice que estas sustancias ilícitas iban en pelotas empacadas al vacío.

Al parecer, desde la terraza de una casa ubicada a 50 metros de La Picota, una persona lanzaba con precisión las bolas de droga para que cayeran al patio de donde se debía hacer la entrega.

“Con señales sonoras y recolectores en los patios se garantizaba la recepción del material y posterior distribución”, dijo el ente investigador.

Agregó que también se distribuía a través de correos humanos que ingresaban los fines de semana.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO