Olímpicos Rio 2016 habrían sido un fraude

5 de octubre del 2017

Consiguió que los miembros del COI vendieran su voto

Olímpicos Rio 2016 habrían sido un fraude

presidente del Comité Olímpico Brasileño

Carlos Arthur Nuzman fue detenido por la policía brasileña por presuntamente haber ideado una trama con el fin de conseguir que los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), estuvieran dispuestos a vender su voto para que Río de Janeiro fuera la sede de los Juegos Olímpicos en el 2016.

“El padre de los Juegos de 2016”, como se hacía llamar el presidente del Comité, está acusado junto con el exdirector de operaciones del Comité de Río 2016 Leonardo Gryner, quien era su mano derecha, de corrupción, lavado de dinero y conspiración criminal.

Con esta detención, la justicia brasileña parece cada vez más cerca de comprobar que la elección de Río de Janeiro como ciudad olímpica en 2016 fue en realidad frudulenta.

La policía comprobó a través de una serie de correos electrónicos, que fueron interceptados por la justicia, que Nuzman recibió dos millones de dólares a cambio de ayudar a comprar el voto del expresidente de la Federación Internacional de Atletismo, el senegalés Lamine Diack. Adicionalmente se descubrió que Diack consiguió comprar el voto de otros dirigentes de su país.

Además, las autoridades confirmaron que el patrimonio del presidente del Comité Olímpico Brasileño creció un 416% entre 2006 y 2016. Así mismo, descubrieron que Nuzman no explicó en su declaración de renta el origen de sus ingresos, que no incluía su salario como jefe del COB, que permanecían en una empresa con sede en un paraíso fiscal en las Islas Vírgenes.

Debido a esto, la Fiscalía pidió el bloqueo de un billón de reales (unos 300 millones de dólares) del patrimonio del presidente del COB, por la compra de votos para la elección de la sede olímpica.

Por su parte, los abogados defensores de Nuzman han insistido en varias oportunidades que los bienes son compatibles con su actividad como presidente del Comité Olímpico Brasileño.

Sin embargo, las investigaciones continúan porque la próxima sede de los Juegos Olímpicos que es Tokio 2020, al parecer habría comprado votos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO