La condena que pagarían la hija y el odontólogo de Merlano

4 de octubre del 2019

A la prófuga le darían cinco años adicionales a su pena inicial.

La condena que pagarían la hija y el odontólogo de Merlano

La cinematográfica fuga de la condenada por corrupción, Aída Merlano, se ha convertido en un tema controversial y de interés general en los últimos días. Los más recientes hechos relacionados con la huida de Merlano son la captura de su hija y la entrega al CTI del odontólogo que atendía a la prófuga el pasado martes.

Sin embargo, la relación de esas dos personas con la fuga es un tema polémico y hay muchas opiniones encontradas frente al tema de si deben o no ser condenados por su presunta participación en el hecho.

En el caso de la hija de Merlano, el juzgado 153 municipal de Bogotá emitió la orden de captura por favorecimiento de fuga de presos con utilización de menor de edad, que sería su hermano. Por otra parte, al odontólogo Javier Guillermo Cely Barajas le imputaron el mismo delito pero sin el agravante de la utilización de menor de edad.

Estas son las penas que pagarían

Kienyke.com habló con un abogado penalista para conocer cuál sería la pena que pagarían los presuntos implicados en la fuga de la excongresista. Según Miguel González, Aída Victoria Merlano, hija de la prófuga, podría pagar de seis a siete años por los delitos que se le imputan.

En el caso del odontólogo, el abogado explicó que serían dos años de condena por el delito de favorecimiento de fuga de presos.

Sin embargo, el abogado penalista le dijo a este medio que “no hay elementos para emitir una condena. (…) La Fiscalía erró en capturar a la hija porque me parece, que por lo que se logra percibir en los videos, no hay una participación”, explicó González.

El abogado agregó que la captura de la hija de Merlano podría obedecer a una presión por parte de las autoridades para que la condenada por corrupción se entregue.

¿Y si capturan a la excongresista?

En el caso de la prófuga de la justicia, Aída Merlano, el abogado penalista explicó que de ser capturada nuevamente, “el delito de fuga de preso podría acarrearle pena entre cuatro y cinco años y se le anexa a la otra condena”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO