Condenado a prisión policía que asesinó a tiros a un menor

Condenado a prisión policía que asesinó a tiros a un menor

30 de agosto del 2018

En el estado de Texas, Estados Unidos, el exagente de policía Roy Oliver, fue sentenciado el pasado miércoles 29 de agosto a 15 años de prisión luego de haber asesinado a un menor de 15 años de edad en un suburbio de Dallas.

Los hechos ocurrieron el 29 de abril de 2017, cuando Oliver baleó un vehículo donde se encontraban varios jóvenes, todos afroamericanos, que salían de una fiesta en esa ciudad. El hecho generó protestas que pedían cargos para el policía. Cerca de 200 personas acudieron a una vigilia en Balch Springs.

El policía se había entregado horas después de haber cometido el crimen, sin embargo, fue dejado en libertad bajo fianza. Varios medios internacionales afirmaron que el hombre habría pagado una multa de 300.000 dólares para quedar en libertad.

Sin embargo, pese a que el hoy reo había quedado libre, su juicio siguió, y el pasado miércoles se realizó la audiencia de condena, en la que los fiscales que llevaban el caso habían pedido una pena de 60 años de prisión. La familia de la víctima considera que la sentencia es demasiado ligera, sin embargo, la acataron y aceptaron que el mensaje que dejó la sanción es un mensaje a la sociedad.

La condena del agente ha sido establecida por el mismo jurado que le declaró este martes culpable de la muerte el año pasado del afroamericano, Jordan Edwards.  El jurado también le ha impuesto una multa de 10,000 dólares.

Jordan, un estudiante de primer año de secundaria, viajaba en el asiento del copiloto. El jurado declaró que el ex policía no es culpable de dos cargos de asalto agravado. En su juicio, el ex policía indicó que disparó contra el automóvil porque pensaba que se movía hacia su compañero, el agente Tyler Gross, y pensó que su vida estaba en peligro. Sin embargo, esa realidad fue desestimada por su compañero, quien afirmó que él no sintió necesidad de disparar en contra del vehículo porque nunca se sintió amenazado.

La sentencia representa un claro mensaje social debido a que en Estados Unidos un policía es juzgado en muy pocas ocasiones, y casi nunca son condenados.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO