Justicia: condenan a hombre que mató a una gata embarazada

7 de noviembre del 2019

El sujeto la metió a una máquina secadora.

Justicia: condenan a hombre que mató a una gata embarazada

Un hombre identificado como K. Ganesh, de 42 años de edad, fue declarado responsable del atroz asesinato de una gata que se encontraba en estado de embarazo.

La justicia de Malasia, país ubicado al sudeste asiático, lo condenó a 34 meses de prisión. Es decir, el sujeto deberá pasar casi tres años de su vida tras las rejas por haber violado las leyes de protección animal de ese país.

Además, el sentenciado deberá pagar una multa de 40.000 ringgit, lo que equivale a más de 9 mil dólares.

Todo ocurrió en el mes de septiembre de 2018, en una lavandería de Kuala Lumpur, ciudad capital. Ganesh, en compañía de otro hombre, metió a la gata a una máquina secadora y, sin importarle que estaba preñada, la encendió.

El animal murió de manera inmediata.

El crimen quedó registrado en las cámaras de seguridad del local. Las imágenes fueron difundidas a través de redes sociales y generaron indignación entre la población.

¿Por qué suceden estos casos?

Juliana Herrera, animalista, le dijo a KienyKe.com que esta es una conducta “absolutamente reprochable”, porque se evidencia que el sujeto y su cómplice querían que la gata muriera de forma cruel.

“Claramente estas dos personas deben tener alguna alteración mental porque hubo dolo en el hecho. Asesinaron a la gata de una forma extremadamente cruel y premeditada. La querían hacer sufrir”, mencionó.

Herrera indicó que este caso es el reflejo de que en el mundo todavía existe una descomposición social frente al relacionamiento de los seres humanos con los animales.

“Hay un agravante y es que la gata estaba preñada. Esto indica que esta persona quería ‘deshacerse del problema’, cuando el responsable directo de la proliferación de embarazos y animales es el mismo ser humano”, afirmó.

Para la animalista, no es normal que una persona, en el pleno uso de sus facultades, “cometa semejante barbaridad”. Además, cuestionó que la condena impuesta al asesino de la gata es “irrisoria”.

“Ojalá en ese país se haga cumplir la pena, que por lo menos el tipo dure los casi tres años en la cárcel. Aquí en Colombia, infortunadamente, la ley tiene penas excarcelables que van hasta los tres años. Es una ley que no tiene componentes sancionatorios fuerte, reales y contundentes. Cabe resaltar que en este país tenemos casos iguales o peores de dolorosos”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO