Condenado a 120 meses de prisión por tráfico de drogas

7 de marzo del 2019

Transportaba más de 200 kilos de cocaína en una lancha.

Condenado a 120 meses de prisión por tráfico de drogas

SENAFRONT Panamá

Este jueves 7 de marzo se confirmó, por parte del Segundo Tribunal de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, que un hombre involucrado en tráfico de estupefacientes fue condenado a 120 meses de prisión por atentar contra este país la Seguridad Colectiva en un caso de drogas.

A través de la Sentencia Número 5 del 3 de abril de 2017, que fue emitida por el Juzgado de Circuito Penal de la región de provincia del Darién, cerca a la frontera con Colombia, este tribunal confirmó la pena para Sanin Pandales Saavedra, quien fue capturado con sustancias estupefacientes que pensaba traficar a través de la vía marítima.

Los hechos por los que Pandales Saavedra fue juzgado y posteriormente condenado ocurrieron el 26 de julio de 2013, cuando fue detenido junto a otros tripulantes de una lancha llamada Luz Sofía que evadió a las autoridades marítimas panameñas.

Al notar la presencia de las unidades de patrullaje costero, los hombres que estaban en la embarcación cambiaron el rumbo y trataron de escapar en una actitud que fue sospechosa para las autoridades panameñas.

Cuando fueron retenidos, se hizo un allanamiento a la embarcación y se identificó una alteración en la parte de abajo de la lancha, conocida como obra viva, donde estaban camuflados algunos paquetes que, al parecer eran drogas.

Cuando se realizó la revisión correspondiente por parte de los uniformados de la provincia del Darién, se lograron incautar 236.80 kilogramos de cocaína que, al parecer, pretendían transportar para tener como último destino Estados Unidos.

Pandales Saavedra fue retenido por las autoridades del vecino país que se encargaron de recopilar la evidencia y hacer la investigación correspondiente que permitió establecer un proceso judicial para condenarlo por hacer parte de tráfico de estupefacientes a través de la vía marítima.

Esta zona de paso fronterizo entre Colombia y Panamá es un foco de diferentes delitos como el tráfico de personas, el tráfico de estupefacientes y la migración irregular, donde durante años las autoridades de ambos países han tratado de combatir a quienes hacen parte de las estructuras ilegales

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO