Condenan a cinco años de cárcel a las cabezas de Interbolsa

Condenan a cinco años de cárcel a las cabezas de Interbolsa

31 de marzo del 2017

El juez 48 de conocimiento condenó a Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo a cinco años de prisión, con beneficio de casa por cárcel. Los procesados son los principales implicados en el caso del millonario desfalco de Interbolsa .

Ortiz y Jaramillo, quienes eran las cabezas del conglomerado, recibieron la sentencia luego de que el mes de febrero del 2016 aceptaran los cargos de estafa agravada, concierto para delinquir y manipulación fraudulenta de especies inscritas en el registro nacional.

Para el exvicefiscal Francisco José Sintura, uno de los afectados y representante de los demás inversionistas, la decisión del juez no fue la que se esperaba, aunque asegura que respetará la sentencia: “Por provenir de un juez acatamos la decisión, sin embargo, no la compartimos porque consideramos que fue demasiado benigna en relación con la naturaleza de los hechos delictivos”.

El fiscal Néstor Humberto Martínez aseguró que tanto Ortiz como Jaramillo seguirán en juicio por el delito de captación, y les negó el derecho de oportunidad.

Pasaron cerca de seis años para que los responsables en el caso de Interbolsa, que salió a la luz en noviembre del 2012, recibieran una condena. Sin embargo, estos no fueron los únicos implicados en el sonado escándalo. Rachid Maluf, Claudia Aristizábal, Natalia Zuñiga, Víctor Maldonado y Ricardo Martínez fueron imputados en el 2015 por los cargos de manipulación fraudulenta de especies y estafa masiva agravada.

Interbolsa fue declarada ilíquida luego de que se descubriera que el dinero de los inversionistas fuera usado para comprar acciones de Fabricato, esperando recibir millonarias ganancias. Sin embargo, el valor de estos activos cayó, ocasionando un efecto contrario  al deseado, y el conglomerado fue incapaz de responder por sus obligaciones financieras.

En este caso se estima que las pérdidas de los 1600 inversionistas ascienden a más de un billón de pesos (aquí se incluyen los 176 mil millones de pesos del Fondo Premium, el apalancamiento en Repos y demás unidades de negocios), siendo uno de los más afectados Alianza Fiduciaria S.A., que perdió cerca de 87.000 millones de pesos.