Corruptos que se salvaron de cumplir condena en una cárcel

20 de junio del 2019

Estos son algunos de los que han tenido beneficios judiciales.

Corruptos que se salvaron de cumplir condena en una cárcel

Son muchos los casos en los que los “ladrones de cuello blanco” logran obtener beneficios judiciales y hacerle ‘el quite’ a un centro penal tras ser condenados. Tras el polémico hundimiento del proyecto anticorrupción radicado por la Fiscalía General, que buscaba, entre otras cosas, eliminar la casa por cárcel, KienyKe.com le recuerda algunos de los hechos más sonados del país.

Escuche las noticias más importantes del día:

Roberto Prieto: a guarnición militar

Con el argumento de que Roberto Prieto, exgerente de la campaña “Santos Presidente”, sufría problemas de seguridad y salud, un juez avaló la solicitud de la defensa para que fuera enviado a un centro de reclusión especial y allí pagara los cinco años de pena que acordó con la Fiscalía.

Prieto había sido calificado por buen comportamiento dentro de la cárcel La Modelo, donde permanecía desde mayo del 2018 por estar involucrado en el caso Odebrecht.

En dicho acuerdo, el procesado aceptó su responsabilidad en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, tráfico de influencias y falsedad en documento privado. Prieto estuvo vinculado en las irregularidades de la adjudicación del contrato de la Ruta del Sol III, en la que también participó la constructora brasileña.

A cambio de esto, la Fiscalía le dio el beneficio de eliminarle dos cargos que le fueron imputados en un principio: enriquecimiento ilícito y falso testimonio.

Los Nule y los beneficios recibidos

El proceso judicial en contra de los Nule ha dejado a varios con un sabor amargo. A pesar de ser los principales protagonistas de uno de los mayores escándalos de corrupción en Bogotá, como fue “el carrusel de la contratación”, fueron beneficiados jurídicamente.

En 2016, un juez de Sincelejo le concedió a Miguel Nule la medida de casa por cárcel, luego de estar recluido en un centro penitenciario para funcionarios públicos de Corozal, ubicada en Sucre. El excontratista estuvo recluido en La Picota de Bogotá en 2014 y fue traslado a ese municipio,  luego de aludir el derecho al arraigo familiar.

La prisión domiciliaria se dictó luego de que Medicina Legal hiciera una valoración médica que decía que Miguel Nule sufría de cuadro depresivo y complicaciones de salud.

Guido Nule, por su parte, fue puesto en libertad condicional desde el pasado 28 de diciembre, luego de haber estado en la cárcel El Bosque de Barranquilla, por el mismo caso de corrupción. Un juez de ejecución de penas de esa ciudad tomo la decisión y advirtió que Nule estaría en libertad siempre y cuando no fuera requerido de nuevo por la justicia.

Ese mismo juez le concedió a Mauricio Galofre, socio de los Nule, el mismo beneficio. Galofre se encontraba en el mismo centro de reclusión de la capital del Atlántico antes de lograr la libertad condicional, luego de de siete años preso y reportar “buen comportamiento”.

Otro Nule, Manuel, recibió “un buen regalo de navidad” luego de beneficiarse de un permiso de 72 horas que le concedió un juez. El exempresario se encuentra en el mismo centro penal de Barranquilla.

Emilio Tapia: prometió colaborar con la justicia

En enero de este año, tras cumplir con las tres quintas partes de su pena de 17 años, el excontratista Emilio Tapia, también condenado por el “carrusel de la contratación”, recibió el mismo beneficio de seguir cumpliendo con la condena en su casa ubicada en Barranquilla, luego de la decisión de un juez de ejecución de penas.

Tapia se encontraba privado de la libertad en el Batallón de Malambo. Sin embargo, fue trasladado a La Picota de Bogotá para no poder en riesgo su vida. El contratista fue condenado por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho.

Pedro Aguilar: logró esquivar las rejas

El exlíder camionero Pedro Antonio Aguilar también recibió beneficios de la justicia después de haber sido condenado a diez años de cárcel por el llamado ‘cartel de la chatarrización’.

Aguilar fue hallado responsable en 2018 de cobrar al Estado la chatarrización de vehículos de carga que nunca fueron destruidos. Sin embargo, a principios de este año, se conoció que un juez de Cali le concedió el beneficio de casa por cárcel.

Según la Fiscalía, cada contrato de chatarrización costaba en 40 y 70 millones de pesos. Por eso el exlíder camionero se comprometió a devolver 300 millones de pesos, como compensación por los dineros recibidos.

Rodrigo Jaramillo: detrás de un gran desfalco

Foto: Kienyke.com

Por su responsabilidad en el gran descalabro financiero, el expresidente de Interbolsa, Rodrigo Jaramillo, fue condenado a siete años de prisión domiciliaria porque el juez consideró que no era un peligro para la sociedad.

En estos momentos Jaramillo pasa sus días en su casa en Medellín por los cargos de manipulación fraudulenta de especies y administración desleal, los cuales aceptó en 2013.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO