El aberrante crimen de una niña de cinco años que enluta al Huila

El aberrante crimen de una niña de cinco años que enluta al Huila

14 de octubre del 2016

Fueron cinco días de incertidumbre y angustia. La Policía del departamento del Huila la buscaba y ofrecía $10 millones como recompensa a quien entregara alguna pista valiosa para hallarla. Pero sus padres,  Óscar Barbosa y Yolanda Méndez, recibieron la trágica noticia este jueves 13 de septiembre: Ruby Esperanza Barbosa Méndez había sido encontrada muerta.

Lea también: La triste historia de amor que se selló con 46 puñaladas

El macabro hallazgo llenó de indignación y dolor al municipio de Algeciras, donde vivía la niña de solo cinco años. ¿Quién es el responsable?, ¿Qué lo motivó a ejecutar semejante acto? Esas han sido algunas de las preguntas que se plantean los habitantes de esa población de Huila, que históricamente ha sido azotada por el conflicto armado.

Además: “El enviado de Dios” que mató con machete a seis personas en Medellín

Según lo han registrado medios del Huila, varios trabajadores de una empresa de gas se encontraron a la pequeña dentro de una zanja, en la zona se conoce como ‘Chambacú’, sector que es considerado de tolerancia.

Su cuerpo yacía con el mismo vestido que llevaba puesto el pasado domingo 9 de octubre, cuando un hombre se la llevó en una motocicleta. Los hombres que se percataron del hecho, aseguraron que tenía varias lesiones y hematomas.

Le puede interesar: Así actuaba la ‘Viuda Negra’, la bella mujer que le robaba ‘coca’ a narcos

¿Pista? 

Su hermanito de cuatro años, habría visto de cerca al hombre que la raptó. Mientras jugaban en la escuela de la vereda ‘Lagunilla’, un señor de una moto blanca llamaba a Ruby, según cuenta el niño. Después de eso, no la volvió a ver.

Algeciras, Huila, se volca a las calles por el crimen 

Vestidos de blanco, con pancartas y mensajes de rechazo, el municipio de Algeciras salió a marchar después de conocer el homicidio de Ruby. Niños, estudiantes y trabajadores se unieron para decirle “NO” a la violencia contra los menores. La petición era una: pedir la captura y el castigo del autor.

Mientras que la familia llora la pérdida de la pequeña, las autoridades se ocupan de encontrar al responsable de su precipitada partida. La recompensa que había anunciado la Gobernación del Huila se mantiene e incluso, se incrementaría para dar con el paradero del asesino.