Prófugo tras asesinar sin escrúpulos a su expareja

25 de enero del 2018

La víctima fue desmembrada y cocinada.

Prófugo tras asesinar sin escrúpulos a su expareja

César Gómez Arciniega, 25 años de edad, es uno de los más buscados por la justicia mexicana. Es señalado de, al parecer, asesinar a su expareja, descuartizarla y finalmente “cocinarla”.

Magdalena Aguilar Romero, la víctima, de 28 años de edad, fue el pasado 13 de enero a la casa de Gómez, su exesposo, a buscar a sus hijos; pero desde esa fecha no se supo más de ella.

A los nueve días de desaparecida, la policía encontró en una cocina su cuerpo desmembrado; sus extremidades estaban dentro de una olla sobre una parrilla; la pelvis en una bolsa de plástico sobre el suelo y las partes faltantes dentro de una nevera. Las autoridades dicen que la víctima presuntamente “fue cocinada”.

Este miércoles la Fiscalía General del Estado de Guerrero, lugar donde ocurrieron los hechos, emitieron una orden de captura en contra de la madre de César Gómez. En rueda de prensa, el fiscal general, Xavier Olea Peláez, reveló que la exsuegra de Magdalena habría sido parte también del delito de feminicidio.

“A las 7:05 de la tarde se ejecutó la orden de aprehensión en contra de la señora Silvia, en relación a César, se sigue investigando su paradero (…), ella es una coparticipación, porque los testigos presenciales de los hechos refieren que ella participó activamente en este evento”, declaró Olea Peláez.

La necropsia reveló que Magdalena falleció por asfixia y después el cuerpo fue desmembrado. Así lo habrían confirmado los dos hijos de la pareja, testigos presenciales del hecho. Por ahora, la Fiscalía y el Gobierno anunciaron una recompensa de 500 mil pesos (75 millones de pesos colombianos) a “quien dé datos suficientes y veraces para la localización de este sujeto”, comentó el Fiscal.

Por otro lado, el fiscal Olea negó que el ministerio público de Taxco, Guerrero, se hubiera negado a atender el caso desde un inicio, cuando se reportó la desaparición y no como aseguraron los familiares de Aguilar Romero, de una aparente negligencia por parte de las autoridades.

La madre de Magdalena, María de los Ángeles Romero Mazón, exige justicia. “Esto no se puede quedar así. Él tiene que pagar todo el sufrimiento que estamos pasando toda la familia”, dijo al programa Primer Impacto de Univisión, y añadió que el presunto homicida quería desaparecer el cuerpo. “Lo quería tirar a los perros. Él tiene perros demasiado grandes”, dijo.

El lugar donde fue hallado el cadáver de Magdalena está sellado y custodiado por la policía.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO