El crimen pasional que terminó en una discoteca

El crimen pasional que terminó en una discoteca

5 de noviembre del 2014

Su cuento de hadas, poco a poco, se le convirtió en un infierno, pues todo terminó en un crimen pasional. El hombre de quien se enamoró, con quien compartió más de dos años, le arrebató la vida con tres disparos.

Ella se llamaba Shaory Karina Morgan Ortega, tenía 18 años. Él, su victimario, se hacía llamar ‘Kevin‘, pero su verdadero nombre es Jhony Moreno. Tiene 34.

Shaory era una jovencita que, antes de conocer a ‘Kevin’, vivía llena de sueños. “Quería estudiar, ser profesional, trabajar y ser alguien en al vida”, le dijo su tío Héctor Morgan a KienyKe.com. Con esas metas llegó a Bogotá hace casi tres años, en 2012.

Lea también: Taxista que amenazaba con ácido a mujeres usaba una app para extorsionar

Era de El Paso, Cesar. Al terminar el bachillerato vino a Bogotá por iniciativa propia y se hospedó en casa de su tío Héctor. Sentía que en la ciudad haría realidad sus sueños.

Empezó a estudiar en un modesto instituto. Según su tío, era feliz. Seis meses después Shaory conoció a ‘Kevin’, un peluquero de barrio. El hombre empezó a cortejarla, ella tenía 16 años y él 32. Poco tiempos después comenzaron a vivir juntos.

A los pocos meses el castillo de naipes se derrumbó. ‘Kevin’ comenzó a golpearla. Le prohibió seguir estudiando. Le limitó todo: amigas, amigos, casi hasta la misma familia, así se lo hizo saber ella a su tío, quien hoy lo compartió con KienyKe.com.

“Le pegaba mucho. Ella lo había demando en tres oportunidades por violencia intrafamiliar”, narró Héctor. Quien también, en medio de su dolor, contó que en una oportunidad le pegó tanto que le hizo perder un bebé que esperaba de él.

“Al comienzo, cuando la estaba cortejando, yo lo conocí… era un tipo que se mostraba agradable, nunca se mostró agresivo”, recalcó Héctor.

Según su tío, basado en los comentarios de las amigas de su sobrina, había días tranquilos y otros tormentosos para ellos. Según el tío de Shaory, ‘Kevin’ había golpeado a otras mujeres. Héctor dice que sobre este sujeto pesan varias denuncias por violencia intrafamiliar y lesiones personales.

Hace tres meses ella tomó la decisión de dejarlo. Durante otros 90 días él la buscó con desespero. Le insistió que volviera a su lado. Le juraba que iba a cambiar. Pero ella se negó.

Karina Morgan

Shaory Karina Morgan

El pasado sábado Shaory estaba con unos amigos bailando en una discoteca del barrio Quiroga, al sur de Bogotá. Según las amigas de la joven, sobre las dos de la madrugada llegó Jhony Moreno, ellas no notaron nada extraño en él. El hombre se acercó a la mesa donde estaba Shaory. Después de un cruce de palabras, según sus amigas, Shaory, sin recoger sus objetos personales, se levantó de la mesa y empezó a caminar hacia la salida del establecimiento. Él iba detrás de ella. En ese momento no hubo pelea ni malas palabras entre los dos. Al parecer, él solamente le pidió que hablaran afuera y ella accedió.

Los testigos del hecho indicaron que Shaory se alejó unos cuantos metros de la puerta del negocio y que en ese momento él desenfundó de su chaqueta un arma de fuego. Ella puso las manos en frente como pidiéndole que no disparara. Pero ‘Kevin’ disparó dos veces. La joven recibió los dos impactos en la cabeza. Cayó al suelo y recibió otro más.

Jhony Moreno, aún con el revólver humeante, cruzó la avenida Caracas y sin prisa se perdió entre las calles del barrio contiguo. Minutos más tarde una patrulla de la policía lo capturó. Le encontraron el arma con la que habría matado a su exnovia.

Jhony deberá afrontar el proceso por este presunto crimen pasional desde la cárcel Modelo de Bogotá, fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario. El cadáver de Shaory fue trasladado hasta el Paso, Cesar, donde en presencia de sus familiares se le dio cristiana sepultura.

Jhony Moreno

Jhony Moreno fue detenido después de la muerte de su exnovia