Crisis en las prisiones: camiones y parques usados como cárceles

Crisis en las prisiones: camiones y parques usados como cárceles

6 de enero del 2015

Si no hay una solución rápida y efectiva, el hacinamiento que se presenta en las unidades transitorias de justicia, URI, puede causar una tragedia de grandes magnitudes, así lo dio a conocer el defensor del pueblo, Jorge Armando Otalora.

Lea también: Las Granjas, una celda al aire libre.

El defensor no se equivoca. Por ejemplo, en la Unidad de Reacción Inmediata de Engativá, ubicada en el barrio La Granja, en la mañana de este martes, un recluso, según lo dio a conocer un testigo que se encontraba dentro de las instalaciones instaurando una denuncia, trató de quitarse la vida con un cuchillo en protesta para que atendieran su situación de hacinamiento.

El hecho, según uno de los policías que cuida a los detenidos en la URI de Kennedy, una de las más pobladas,  no es inusual. “Ellos también, como cualquier humano, sufren de estrés al ver que su situación es decadente y no se mejora con el paso de los días y los meses”, indicó el uniformado.

Hacinamiento-en-las-URIS-de-Bogota

Familiares tienen la oportunidad de visitar, durante todo el día, a los reclusos que están conviviendo en la calle dentro de los vehículos oficiales.

La Defensoría del pueblo, en un informe, evidenció la crisis. Uno de los problemas más gravies está en La Granja.

Esta unidad transitoria de justicia, la cual es la única que en este momento mantiene detenidos dentro de vehículos oficiales y CAI móviles, queda frente al parque central del barrio; los detenidos toman el sol, son visitados, fuman, extienden sus cobijas, entre otras cosas, en el parque infantil, el cual dejó de ser visitado con frecuencia por los niños del sector.

Dentro de los vehículos oficiales hay en este momento 32 personas detenidas, entre los que se encuentran varios atracadores, ladrones digitales y dos asesinos, personas que tienen que estar bajo una estricta vigilancia policial, para evitar que haya una fuga masiva como ocurrió en Kennedy y Tunjuelito.

Lea también: (Video) Presos graban su fuga y la publican en redes sociales.

Kennedy era otra de las URI que por su hacinamiento mantenía algunos reclusos en camiones de la Policía, a las afueras de la unidad, pero desde que el pasado domingo se fugaron algunos de los presos, volvieron a encerrar a algunos y a otros los cambiaron de sitio de reclusión.

El alcalde (e) de Bogotá, Ricardo Bonilla, también indicó que el problema del hacinamiento en la ciudad es complicado, por tal razón dijo que “estamos en emergencia carcelaria” y pidió al Gobierno Nacional declararla.

Las unidades de reacción inmediata, URI,  son lugares de paso donde los detenidos, si son cobijados con medidas de aseguramiento en centro carcelario o domiciliario, esperan uno, dos o máximo tres días su traslado a cárceles de la ciudad o a sus casas desde donde deben afrontar el proceso en su contra.

Hacinamiento-en-las-URI-de-Bogota

Dentro de los camiones y CAI móviles están durmiendo 32 reclusos.

Pero hay detenidos, que por el hacinamiento que hay en las cárceles tanto de la ciudad, como del país, están presos en una URI desde hace más de seis meses, conviviendo en condiciones infrahumanas.

Una de las soluciones, según Bonilla, es que el Gobierno Nacional destine recursos para la construcción de otros centro carcelarios.

Otro de los problemas que no deja que el hacinamiento en cárceles y URI descienda es el paro de la rama judicial que ya completa casi 90 días sin que se aviste una verdadera solución.

Lea también: El nuevo código penitenciario hizo poco por el hacinamiento.

El panorama de las URI de Bogotá es el siguiente:

En la unidad de Puente Aranda, cuyas  instalaciones permite tener 90 personas en las celdas, al día de hoy cuenta con 301 detenidos.

Kennedy, la unidad permanente donde el domingo pasado se escaparon siete internos, es la segunda URI con más detenidos en hacinamiento. El cupo es para 50 presos y cuenta con 192 reclusos.

La URI de Ciudad Bolívar, ubicada en Tunjuelito, donde también hubo una fuga masiva de presos, tiene una capacidad para 50 detenidos y tiene a la fecha 156.

En la unidad de paso del barrio La Granja, en Engativá, hay capacidad de 35 personas, pero en las celdas hay 85 internos y dentro de un camión de la policía y dentro de tres CAI móviles se encuentran 32 detenidos.

En la URI de Usaquén, la cual queda en el complejo judicial de Paloquemao, donde no hay ni capacidad ni infraestructura para albergar detenidos, ya que no hay celdas, se encuentran recluidas 75 personas.

Este video muestra la situación de la URI de Engativá.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=Bb9gBpSjF-c[/youtube]