Frenar el asesinato de líderes: un clamor nacional

26 de julio del 2019

La ciudadanía se movilizará para pedir garantías a la vida de estas personas.

Frenar el asesinato de líderes: un clamor nacional

Anadolu

Los colombianos saldrán este 26 de julio a las calles para decirle “no más” a los crímenes contra los líderes y lideresas sociales en el país. El fin de esta movilización es exigirle al Estado que implemente un programa eficiente de protección y advertirle a los asesinos que “les caerá todo el peso de la ley”.

Así lo explicó el senador Iván Cepeda, uno de los que impulsó esta manifestación. En diálogo con KienyKe.com aseguró que hoy habrá un “clamor nacional sin tintes políticos” y que se alzará la voz para que se garantice la vida e integridad de estas personas.

Cepeda mencionó que las cifras son “preocupantes” y que por eso es necesario generar esta reacción masiva.

Según INDEPAZ, desde la firma del Acuerdo de Paz han sido asesinados más de 600 líderes, lideresas sociales y defensores de derechos humanos, “21 en el año 2016, 208 en el año 2017, 282 en el año 2018 y 116 en el año 2019″. 

Los departamentos con mayor tasa de homicidios son: Cauca, Antioquia, Nariño, Valle del Cauca, Norte de Santander y Córdoba.

Entre las principales víctimas están los líderes reclamantes de tierra, de verdad y reparación, líderes de sustitución de cultivos ilícitos, comunales, afros, indígenas, LGBTI y los que han denunciado actos de corrupción.

“Todas son crónicas de muerte anunciada. Hay alertas en la Defensoría del Pueblo que advierten que los van a asesinar pero no pasa nada, lo único que sucede es que los matan”, manifestó Cepeda.

El defensor del pueblo, Carlos Negret, indicó que en el país hay casi mil líderes sociales amenazados. Agregó que quienes están detrás de estos actos son grupos al margen de la ley como desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), miembros del Ejército de Liberación Nacional (Eln), disidencias de las Farc y organizaciones y bandas criminales, en un mayor porcentaje.

Acciones para realizar

Diana Sánchez, directora de la Asociación MINGA y coordinadora del Programa Somos Defensores, le dijo a KienyKe.com que es con acciones concretas y no con palabras que se puede resolver el problema.

La experta cuestionó que las últimas cifras entregadas por la Fiscalía General respecto al esclarecimiento de los casos “son equivocadas”, porque por el momento, respecto a las 292 víctimas, la mayoría todavía están en etapa de investigación.

“La Fiscalía dice que se han esclarecido el 60% de esos casos. Nosotros insistimos en que eso no es cierto porque solo hay 33 sentencias condenatorias. Así que la cifra de esclarecimiento no es tan alta. Hay que seguir trabajando en esto”, explicó.

Para Sánchez, ponerle a cada líder social un esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección (UNP) es “prolongar el problema”. Aseguró que esto termina siendo “perverso” porque “si hay mayor demanda de protección quiere decir que la política está errada y no funciona”.

Lo que se debe hacer, según dijo, es remover de manera definitiva los factores y actores de agresión que hay en los territorios, con el fin de que “la gente deje de ser vulnerable y se desmantele quiénes están detrás de la criminalidad”.

“Nosotros insistimos en que el Estado cuenta con instrumentos jurídicos, legales y políticos para avanzar en garantías”, manifestó.

Cepeda coincidió con Sánchez en que en el país existen políticas y mecanismos determinados que pretenden prevenir estos crímenes, que establecen su protección y castigan a los autores materiales e intelectuales.

“Lo que nosotros necesitamos es que esas políticas demuestren que sí son eficientes y que frenarán estos asesinatos. Hay forma de hacerlo. Todo depende de que estos programas lleguen a donde realmente están amenazando y matando a los líderes”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO