Cuatro cadáveres fueron encontrados en costales en Medellín

25 de julio del 2016

Los cuerpos fueron encontrados en distintas partes de la ciudad. Estaban con señales de tortura.

Cuatro cadáveres fueron encontrados en costales en Medellín

En 36 horas, cuatro cuerpos fueron encontrados tirados en la calle en diferentes sectores de Medellín y sus alrededores. Todos estaban envueltos en costales y sábanas, amordazados y con claros indicios de tortura y golpes.

Todo inició el pasado jueves, cerca al mediodía, cuando se encontró el cuerpo de un hombre bajo una montaña de escombros, cerca a una construcción en Bello, Antioquia. Unos obreros de la obra se disponían a levantar los desechos, cuando un paquete sospechoso llamó su atención. Se trataba de un costal de gran tamaño, fuertemente amarrado con una sábana. Inmediatamente se dio aviso a la policía, quienes descubrieron que se trataba de un cadáver.

Lea también: Hombre asesina a sus hijos tras discutir con su expareja

Cuando llegó Medicina Legal, de inmediato supieron de qué se trataba. Aunque no se conoce el informe oficial, si se estableció que el cuerpo estaba amarrado de manos y pies con zunchos plásticos y tenía hematomas en el rostro y el torso. Su nombre, que se estableció hasta el día sábado, era Fabián Esteban Cardona Mazo, de 31 años.

Todavía se estaban haciendo los análisis al cadáver para determinar la identidad y las causas de la muerte cuando otro caso llamó la atención de las autoridades. Se trataba de una mujer que fue encontrada el pasado viernes a las 7 de la mañana bajo el puente El Mico, cerca a la terminal de transporte de Medellín, en circunstancias extrañamente similares, y sin documentos de identificación.

también le puede interesar: Infante de marina mató a su compañero en instalaciones del CAN en Bogotá

Bajo el puente hay una pequeña zona verde. Transeúntes del sector informaron sobre un costal envuelto en sábanas. Tras hacer el levantamiento del cadáver de esta mujer, identificada como Diana Carolina Londoño Agudelo, de 29 años, se estableció que también tenía en su cuerpo signos de tortura, marcas de asfixia en el cuello, y golpes en el abdomen y el rostro. También estaba amordazada.

La mujer, que ya estaba muerta cuando fue metida en el costal, había sido transportada en la madrugada del viernes por un vehículo, el cual se detuvo en el puente, desde donde fue arrojada.

Sin embargo no serían los únicos cuerpos encontrados. Era la 1 de la mañana del sábado cuando en el barrio Naranjal dos jóvenes fueron hallados sin vida. El parecido con los anteriores casos es notable: Manos y pies atados, envueltos en costales y sábanas, y con señales de tortura.

Fue hasta este domingo cuando fueron identificados como Sergio Steven Salazar (23 años) y Jhon Alexander Orozco (25 años).

Sin embargo la similitud en los casos no ha levantado sospechas en las autoridades. El General José Gerardo Acevedo de la policía de Medellín afirmó a El Colombiano: “No creemos que sean casos relacionados. Se dieron en días y en circunstancias diferentes. El de Bello es un hombre del que desconocemos la causa de la muerte. En el caso que se registró cerca a la Terminal de Transportes, hay que esperar que Medicina Legal nos dé su dictamen”.

Pero otra opinión tiene Luis Fernando Quijano, director de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), quien afirma que estos hechos pueden ser causados por disputas entre bandas de la llamada Oficina de Envigado. También afirma que hay razones para creer que en la ciudad hay casas destinadas a torturar y asesinar personas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO