De empresario a ladrón de chocolatinas

De empresario a ladrón de chocolatinas

28 de mayo del 2014

Luis Augusto Mora Ferre, de 47 años, fue condenado a cinco meses de prisión por recurrir en un delito en apariencia infantil: robar de manera reiterada unas chocolatinas en almacenes de cadena en Bogotá.

Mora, quien hace unos años vivió en Estados Unidos y tuvo un pequeño negocio en ese país, tiene 45 procesos por los mismos hechos. Mora confesó que cayó en desgracia después de la separación con su esposa y la muerte de una hija, según lo expresado por su defensa en la última audiencia en el juzgado octavo de conocimiento.

El ladrón reincidente le ha dado diferentes versiones a sus defensores. A uno le dijo que robaba para pagar una habitación en centro de Bogotá, a otro le dijo que vivía en Chapinero Alto, al nororiente de la capital del país y que tenía problemas de drogadicción.

“Contó que tuvo una empresa y vivió en Estados Unidos”, sostuvo Marcotulio Céspedes, su abogado de oficio. Por su lado, otra defensora indicó que Mora realizaba entre tres o cuatro robos diarios para conseguir sustancias psicoactivas. La mayoría de veces fue descubierto al sonar el detector de elementos no pagados al salir de los locales.

Aunque reconoció su falta, Luis Augusto dijo que no pagará indemnización porque, según él, no enriquecerá a los emporios económicos del país. La última condena fue robar en un supermercado de la calle 63 con carrera séptima al norte de la capital, en donde el 21 de octubre pasado, a las 5 de la tarde fue capturado con dos cajas de chocolatinas, valoradas en el comercio en $15.100.

“Por ser un delito de menos de un salario mínimo y por aceptar los cargos imputados debe aplicársele la pena más favorable”, señaló la Fiscalía, la Procuraduría y el representante de la víctima.

Entre tanto, el sentenciado aseguró ante las partes que ha recibido ayuda profesional y que espera no incurrir en la misma falta. Posteriormente fue trasladado a la cárcel La Picota donde deberá cumplir la condena por reincidir en el mismo delito.

El próximo 11 de junio se conocerá la nueva condena en su contra. Mora se encuentra recluido en la cárcel La Picota desde octubre pasado, luego que aceptara robarse una caja de chocolatinas en un almacén Éxito. Le esperan otras condenas por robos, que no superan los $50.000,  a otros almacenes.

Con la aceptación de cargos, ‘El rey de la chocolatina’, como lo definió uno de sus tantos abogados asignados por la Defensoría del Pueblo, pagaría una pena de 11 meses después que le sea unificado todos los procesos judiciales en su contra.

El juez octavo de conocimiento reconoció que por este caso la justicia colombiana ha sido criticada, al compararse con otros casos de robos de mayor cuantía. Sin embargo, aclaró que de acuerdo con la ley, Mora es un infractor reincidente y debe ser juzgado por todos los  hurtos cometidos.