Las lecciones del caso Gustavo Rugeles y Marcela González

16 de enero del 2019

KienyKe.com habló con una experta en derechos de las mujeres.

Las lecciones del caso Gustavo Rugeles y Marcela González

twitter

La nueva denuncia contra el bloguero Gustavo Rugeles hecha por su novia Marcela González el pasado jueves 10 de enero generó la indignación de varias personas que rechazaron la violencia contra las mujeres y que alegan que se haga justicia de manera inmediata para que estos casos no se vuelvan a presentar, luego de que la joven saliera este miércoles 16 de enero a varios medios de comunicación a tratar de explicar la situación.

Al contrario de lo que muchos pensarían, en las primeras declaraciones que dio González a la emisora Blu Radio, trató de justificar lo que había hecho su agresor, debido a que contó que la denuncia que interpuso por violencia intrafamiliar ante la Fiscalía General correspondía a un “llamado de atención de amor”.

Esto generó varios comentarios de la gente que no podía creer que la mujer estuviera justificando estos actos de violencia, pero a pesar de las críticas se mantuvo firme y aseguró que Rugeles “no era una mala persona” y que trataría de solucionar la situación con ayuda profesional, tal como lo intentó hacer la primera vez.

En las horas de la tarde de este jueves, en entrevista con Vicky Dávila en la W Radio, González se negó a declarar frente a los hechos que denunció. Al principio se mostró a la defensiva y no dio la oportunidad de conocer más sobre la discusión que sostuvo con su novio, hecho que la llevó a estar ante esos micrófonos y en boca de la opinión pública.

Sin embargo, esta historia dio un giro inesperado. Al conocer una serie de mensajes contradictorios que Rugeles le envió a ella y a Vicky Dávila durante la emisión del programa, Marcela decidió contar “toda la verdad” de lo que pasó aquella noche del 9 de enero y enviarle un mensaje contundente al periodista para que se enfrente a la justicia.

A partir de esto, muchos se preguntan qué pudo haber llevado a la mujer a defender las acciones de su agresor en sus primeras declaraciones, así que KienyKe.com se comunicó con María Eugenia Morales, experta en derechos de las mujeres, quien explicó las razones que movieron a Marcela González a tener este tipo de comportamiento y haber seguido con su agresor; debido a que es la tercera vez que Rugeles es denunciado ante la justicia por un hecho similar, aunque él haya salido a través de Twitter a negarlo.

La experta mencionó que estos casos tienen que ver con todo el peso cultural que está socialmente construido alrededor de las relaciones de pareja. “El imaginario colectivo es que las relaciones son para siempre y ese mandato cultural pesa en la conciencia de las mujeres y por eso luchan por sostenerlo, independientemente de cómo se sientan en la relación”, aseguró.

Señaló que estos casos también suceden debido a que muchas veces las mujeres no se reconocen como sujetas de derechos y no conocen la legislación que las protegen.

“Si no hay un empoderamiento de las mujeres para que sean capaces de romper con estos ciclos de violencia, es porque siempre se fortalecen esos casos de dependencia desde lo afectivo y por eso es que hay mujeres como ella, que de alguna manera intentan explicar o defender a esos personajes que son violentos o agresivos. Es por eso que no se atreven a denunciar, aunque se sientan mal, que los hombres están actuando verbal y físicamente de manera violenta”.

Según Morales, luego de las agresiones, “como le pasó a Marcela”, los maltratadores las vuelven a convencer haciendo cosas que jamás habían hecho. “Como dijo ella en la entrevista ‘no son promesas, fueron actos’. Ellos vuelven y las enamoran, y en ese momento, ellas consideran que esa persona ya cambió y que no volverá a pasar”.

Respecto al comportamiento defensivo que demostró González en las entrevistas, Morales dijo que normalmente lo que hay detrás de todo esto son amenazas y que “esa es la razón por la cual la mujer cambió su discurso”.

“Las amenazan y eso les da más miedo. Por eso es que a veces salen a decir que todo es ‘color de rosa’, porque es lo que les toca decir para prevenir. Ellas creen que eso las va a proteger, pero no es así”, aseguró.

Agregó que en Colombia estamos enfrentados a muchos casos de feminicidio y todo empieza con “el primer y el segundo golpe” pero después esto “les cuesta la vida” a las mujeres por no denunciar. “Ellas se afianzan en la esperanza de que eso no volverá a pasar y este es el caso de Marcela y Gustavo, tanto ella como él, quieren defender su posicionamiento social”, señaló.

La experta aseguró que el esfuerzo de las instituciones no se quedarán atrás en este caso, porque a pesar que ella decida regresar con él, en el marco de la Ley 1257 (Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres), las investigaciones seguirán su curso. “Las denuncias contra Rugeles ya se hicieron y las investigaciones deberán continúan su proceso porque la ley no es querellable, para que no convenzan a las mujeres de ir a quitar la denuncia”, explicó.

Morales manifestó que las acciones de Rugeles y las declaraciones de Marcela son un mensaje “terrible para la ciudadanía”. “Es un mal ejemplo para los hombres, debido a que ellos pueden pensar que es válido seguir actuando de manera violenta contra las mujeres, debido a que ellas se arrepienten y no les va a pasar nada. Además, el ejemplo para las mujeres es que se pueden seguir aguantando los golpes sin que haya una salida”, manifestó.

Finalmente, María Eugenia aseguró que lo que necesita Marcela González es apoyo psicológico para fortalecer su autoestima y para que entienda “su reconocimiento como sujeta de derechos que toma decisiones y pueda continuar con el proceso iniciado, porque esto es un acto criminal”.

Este caso ha estado sujeto de varias críticas y mensajes de solidaridad a la mujer. Según cifras de Medicina Legal son evidencia de que aún falta mucho para que casos como este no se repitan, debido a que entre enero y noviembre de 2018, en Colombia se registraron 71.839 casos de violencia intrafamiliar, en los que 54.782 mujeres fueron víctimas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO