Atrapado otro depredador sexual de menores

shutterstock

Atrapado otro depredador sexual de menores

15 de enero del 2019

Un nuevo caso de abuso sexual tiene aterrorizados a los habitantes de Medellín. La Fiscalía General de la Nación capturó a un hombre de 33 años, alto y de tez morena, identificado como Ferney de Jesús Iginio Jiménez, al presuntamente ser el responsable de raptar a tres menores de edad en su motocicleta, llevarlas a su casa, desnudarlas, tocarlas indebidamente, filmarlas y difundir las grabaciones a través de redes sociales.

Con las pruebas recaudadas por el cuerpo Técnico de Investigación (CTI) del ente investigador, se podría probar que estos tres casos no fueron los únicos que Ferney de Jesús cometió, debido a que al momento de su captura se le encontró una memoria Micro SD que contenía una serie de fotografías de más de 15 menores, que al parecer “también habrían sido abusadas”, según le dijo la fuente de ese organismo a KienyKe.com.

Jiménez fue acusado de secuestro simple agravado, acto sexual violento agravado y pornografía con menores de 18 años y actualmente los investigadores tratan de establecen la identificación de las otras menores de edad. 

Para atrapar a sus víctimas, según contó la fuente, el hombre utilizaba siempre el mismo modus operandi: se las llevaba a la fuerza para abusar de ellas y una vez se sentía satisfecho, las amenazaba y les entregaba mil o dos mil pesos para que no contaran lo sucedido a sus familiares y así no ser denunciado ante las autoridades.

Sus acciones delictivas llegaron a su fin. Gracias a la denuncia de los familiares de las tres niñas que lo reconocieron como su abusador y a los elementos materiales probatorios que entregó el CTI, fue posible que la Fiscalía de diera captura a Jiménez en la Comuna Ocho de Medellín el pasado viernes 11 de enero y que fuera cobijado  este martes con medida de aseguramiento intramural.

Según la Fiscalía, de acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal del Centro de Atención a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), estos hechos se presentaron entre septiembre de 2018 y en enero de este 2019 en los barrios Manrique, Bello Oriente y Llanaditas del oriente de la capital de Antioquia.