Ella vendía seguros fúnebres y la acusan de matar a sus clientes

Ella vendía seguros fúnebres y la acusan de matar a sus clientes

12 de agosto del 2014

“Él creyó que había comprado un seguro fúnebre pero no sabía que era una trampa”, dice un familiar de Fabián Andrés Vidal, de 21 años, quien fue asesinado el 13 de agosto de 2013 mientras jugaba fútbol en Aguachica, Cesar.

Ese día, Vidal se encontraba departiendo con algunos amigos cuando el estruendo de los disparos alertó a los habitantes provocando el pánico. Un sicario se bajó de una moto y le propinó dos disparos en la cabeza. Falleció en el acto.

Dos meses antes Fabián, que trabajaba como reciclador en el basurero del municipio,  había comprado un seguro funerario que consistía en el pago de $7.500 pesos mensuales a Derly Mateus Castañeda,  de 35 años, quien tenía una modesta funeraria en el municipio.

“Él no tenía enemigos y no había recibido amenazas. No sabíamos por qué lo habían matado”, contó a KienyKe.com una tía de la víctima, que prefirió no revelar su identidad. Recuerda que desde mediados de 2010 veía a Derly cuando se acercaba a los pobladores a venderles seguros funerarios.

Derly, del piel blanca y contextura gruesa, era conocida como empresaria en varios municipio de César. Decía que tenía varias funerarias y compraventas. “Era muy amable y daba facilidades de pago. Nos hacia entender que nos estaba haciendo un favor”. Cuenta que desistió de adquirir un seguro que le ofreció Derly, quien es oriunda Bucaramanga. “Si le hubiera comprado o le hubiera firmado algo seguro estaría muerta”.

Luego de que las autoridades de Cesar investigaran unos 20 homicidios ocurridos desde el 2009 en Aguachica , Agustín Codazzi, Becerril, Loma de Calenturas, San Martín y San Alberto, la fiscalía acusó Mateus de ganarse la confianza de sus víctimas para venderles pólizas de seguro que se convertirían en su sentencia muerte, reveló Joanpa.com.

El comandante de la Policía del Cesar, Mauricio Bonilla, aseguró a los medios que una vez las personas firmaban estos documentos, Derly -supuestamente – mandaba asesinar a sus clientes. Mateus -supuestamente- engañaba a sus víctimas y les hacía firmar, sin que se dieran cuentan, seguros de vida de entre 20 y 150 millones de pesos.

Derly hacía efectivas las pólizas luego de falsificar documentos para hacerse pasar por familiares de las víctimas. “A nosotros –dice la familiar– nos llamaron de la aseguradora para decirnos que nos hizo falta firmar un documento”. Esta fue la alerta para que los familiares denunciaran el caso ante las autoridades.

Negocio redondo

Mateus además les vendía a los familiares de sus supuestas víctimas los servicios funerarios: ataúd, velación y cremación. Así lo afirmaron algunos allegados al caso a El Pilón de Valledupar.

“Pasando los días encontramos a nuestro familiar muerto, se hicieron las averiguaciones pertinentes y pudimos comprobar que esta señora cobró un seguro por más de 50 millones de pesos”, dijo un familiar de otra víctima a Noticias RCN.

La captura

El pasado 23 de julio la policía dio un golpe contra las bandas criminales que delinquen al sur de Cesar. La operación denominada “Justicia fase III” logró capturar a 12 integrantes del Clan Úsaga -antiguos urabeños-, entre quienes se encontraba Derly Mateus. Los capturados fueron solicitados por la fiscalía por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio, narcotráfico y extorsiones, entre otros delitos.

En el grupo de capturados se cuentan Rodrigo Alfonso Quintero, de 22 años,  jefe de sicarios del clan Usaga y quien, al parecer, ordenaba los asesinatos que le indicaba Derly Mateus; Franklin David Sierra, conductor de la motocicleta con la que se cometía los homicidios; Álvaro García, de 25 años, sicario; Laura Pacheco, de 20 años, encargada de suministrar información y por último, Derly Mateus, supuesta líder de la banda.

Capturados funeraria

Estas personas habían sido capturadas en el pasado. De hecho, Derly tenía antecedentes por porte ilegal de armas y explosivos y estafa agravada. En 2010 fue capturada por su presunta participación en el homicidio de una mujer a la que le vendió un seguro fúnebre. Sin embargo, fue dejada en libertad por vencimiento de términos.

Así mismo fueron notificadas tres personas más que se encuentran detenidas en diferentes cárceles del país por su presunta participación en los homicidios.

El comandante de la Policía del Cesar, coronel Juan Alberto Libreros Morales, confirmó que después de una minuciosa labor de inteligencia y seguimiento realizada durante más de ocho meses se hicieron efectivas las órdenes de captura.

Además indicó que “con la captura y notificaciones de delincuentes, se esclarecen 21 homicidios cometidos durante el año 2013 en el sur del departamento, teniendo en cuenta que los capturados hicieron parte de la planeación y ejecución de los mismos”, indicó el oficial.

De acuerdo con las investigaciones, la banda trataba de conseguir a víctimas de bajos recursos económicos y sin mayor arraigo familiar.