Desplazamiento en el Pacífico alarma a la ONU

Foto: Gobernación de Chocó

Desplazamiento en el Pacífico alarma a la ONU

8 de marzo del 2017

Debido a los recientes hechos de desplazamiento que han afectado a las comunidades indígenas y afrocolombianas de la región del Pacífico Colombiano, especialmente en las zonas rurales de Alto Baudó y Buenaventura, en el departamento de Chocó, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados – Acnur – dejó en evidencia su preocupación por el incremento de las situaciones que ponen en riesgo la seguridad de las comunidades.

Según la Agencia, de acuerdo con la información suministrada por autoridades locales, 913 familias han sido desplazadas en lo corrido del año, con un total de 3.549 personas víctimas en la región.

Los territorios que causan más preocupación a la agencia son la zona rural de Buenaventura y el Bajo Calima, en el Valle del Cauca; el litoral del San Juan, Lloró, Alto Baudó, Domingodó, en el Chocó; Timbiquí, en el Cauca; Santa Bárbara de Iscuandé y la comunidad de El Pital, en el municipio de Tumaco, Nariño.

En su comunicado, la Acnur “insta a las autoridades a fortalecer las medidas de atención, asistencia, prevención y protección dentro de los territorios afectados. Urge, así mismo, poner en marcha los planes de contingencia elaborados en el marco de los Comités de Justicia Transicional, así como la respuesta de otras instituciones nacionales”.

Cabe señalar que en 2016, de acuerdo a los datos de la Agencia, fueron desplazadas 11.363 personas, distribuidas en 3.068 núcleos familiares, y la costa pacífica continúa ocupando los primeros lugares entre las regiones más afectadas por este fenómeno en el país.

Se debe recordar que durante el pasado fin de semana, la Defensoría del Pueblo reportó que debido a enfrentamientos entre el Eln y las llamadas Autodefensas Gaitanistas (banda criminal de origen paramilitar) en el departamento del Chocó, al menos 399 personas fueron desplazadas. Hoy esos habitantes se encuentran habitando un coliseo de Pie de Pató. 

Según la Personería, el Comité de Justicia Transicional estableció unos protocolos para garantizar el acceso a la educación de los menores que se encuentran en el lugar  y se hizo un llamado al Gobierno para que brinde las ayudas necesarias para garantizar la atención oportuna de estas personas.

El Gobernador del Chocó, Jhoany Palacios, realizó un consejo de seguridad en la zona. El mandatario aseguró que se va a incrementar el pie de fuerza, con la presencia de 100 hombres del Ejército, y la Infantería de Marina reforzará la seguridad en el río Baudó.