Estuvo presa tras ser confundida con guerrillera

9 de junio del 2017

El drama de Johana Milena Ospina, detenida en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá por secuestro extorsivo.

Johana Milena Ospina

Foto: Archivo particular

La ingeniera civil Johana Milena Ospina planea casarse el próximo 22 de julio, su despedida de soltera estaba programada para iniciar el 27 de mayo pasado. Tenía todo listo, un viaje prometedor a Curazao con sus amigas más cercanas. Pero justo antes de subirse al avión, las autoridades la abordaron en el aeropuerto El Dorado de Bogotá y le notificaron que en su contra había una orden de captura por el delito de secuestro extorsivo, la señalaban por ser guerrillera del Eln.

La mujer de 36 años no comprendía la situación. Era requerida por una Fiscalía Especializada de Medellín, por lo que fue presentada ante un juez de control de garantías. Entonces empezó su calvario, su angustia por demostrar la inocencia.

El drama de Johana Milena Ospina

Aunque sus familiares aseguran que desde un principio la Policía consideró que posiblemente se trataba de una homónima, porque “no tenía el perfil” que buscaban, decidieron detenerla en la terminal aérea.

Pasó por el Complejo Judicial de Paloquemao y la URI de la localidad de Engativá. Sin embargo, su supuesto caso no era recibido porque la orden de captura la habían proferido en la capital de Antioquia. 

Sin embargo, por solicitud del ente acusador, el juez resolvió enviarla a la cárcel el Buen Pastor de la capital colombiana.

Según ha explicado la profesional oriunda del tolima, “en el expediente hay una persona que coloca una denuncia contra alguien que se llama Johana Milena Ospina”. Dicha denuncia ocurrió en febrero de este año, y por tal motivo, Ospina, no había sido requerida en otras oportunidades.

En consecuencia, sus seres queridos contrataron a un abogado que vive en Medellín y él, recurrió al habeas corpus, que busca verificar la legalidad de este tipo de procedimientos. Sin embargo, el recurso fue negado. No fueron suficientes sus explicaciones ni las de su abogado, el confuso proceso continuó.

Su paso por el penal de mujeres de Bogotá se extendió por 11 días. Vivió el drama de estar tras las rejas con personas, que como ella, argumentaban ser inocentes. Por fortuna, Johana Milena Ospina asegura que recibió un buen trato.

Luego de verificar las inconsistencias en sus datos y los que existen de la supuesta homónima, el Juzgado Tercero de Medellín expidió una orden de libertad el 2 de junio, no obstante, estuvo recluida hasta el pasado martes 6 de junio. 

Si bien logró recuperar su libertad y podrá continuar con los preparativos para su boda, Ospina y su familia exigen una investigación para saber por qué cometieron ese error. En ese sentido, no descartan una demanda por los daños ocasionados.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO