Pederasta italiano asesinado en Medellín

2 de febrero del 2018

Fue excomulgado por hbaer abusado de varios niños en Italia.

Pederasta italiano asesinado en Medellín

El pasado jueves la Policía de Medellín recibió una llamada de un joven que aseguraba haber asesinado a su pareja. Los agentes hicieron lo propio y se dirigieron a la dirección indicada, un edificio del occidente de la ciudad. Allí, los uniformados encontraron a un joven de 18 años junto al cuerpo ensangrentado de un hombre de 66.

El presunto asesino estaba asustado y al borde del suicidio. Los bomberos tuvieron que intervenir para detener al joven que amenazaba con lanzarse del sexto piso de un edificio en Laureles, al occidente de la capital antioqueña. La Policía realizó el procedimiento de levantamiento e identificó al hombre muerto como Dino Cinel, un historiador, sacerdote y escritor italiano que fue expulsado de Estados Unidos por haber abusado sexualmente de menores de edad.

Los relatos de los hechos indicaron que la noche del jueves Dino y su joven pareja discutieron fuertemente por algún motivo aún desconocido. Fue en ese momento en que el hoy asesino, furioso, tomó un cuchillo y le propinó una puñalada mortal al hombre de avanzada edad. Según las autoridades el cuerpo estaba amarrado a la cama, vestido únicamente con ropa interior, la cabeza cubierta con sábanas y el cuchillo incrustado el pulmón izquierdo.

El escándalo sexual de Cinel

Cinel llegó a New Orleans a mediados de 1988 y vivía en la Iglesia Católica Santa Rita. A finales de ese año se fue para Italia de vacaciones. Un colega sacerdote entró a su cuarto y encontró un montón de videos en los que él aparecía teniendo relaciones sexuales con varios menores de edad.

El arzobispo de la ciudad lo expulsó de su cargo y lo denunció penalmente. El juez lo acusó de poseer pornografía infantil, pero con una artimaña jurídica salió absuelto. Dijo que había adquirido el material antes de que el decreto de posesión lo reglamentara como ilegal.

Sin embargo, un reporte de la revista Vanity Fair, asegura que el fiscal del distrito que llevó el caso, Harry Connick, nunca quiso adelantar cargos en contra de Cinel y lo ayudó a quedar libre. Connick’s apareció después en entrevistas de televisión de la época en las que aseguró que no quería avergonzar a la “santa madre de la iglesia”, según dice un reporte de la Unión de Americanos para la Separación del Estado y la Iglesia.

La iglesia tampoco dijo mucho respecto al caso. El Vaticano lo excomulgó pero nunca fue juzgado. Cinel envió una carta a la Santa Sede para decir que cuando pequeño había sido abusado por un sacerdote Italiano, pero la justicia papal no avanzó tampoco en esa denuncia.

Cinel solo recibió una respuesta de la Red de Sobrevivientes de Personas Victimas de Abuso Sexual de la Santa Sede, en la que decía que no dudaban que hubiera sido abusado cuando joven, pero eso no le restaba ser un depredador peligroso.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO