El agitado año entre Stormy Daniels y Donald Trump

30 de diciembre del 2018

Conozca el escándalo sexual que afronta el presidente de los Estados Unidos.

Donald Trump

Todo comenzó antes de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, cuando Stephanie Gregory Clifford, más conocida en el mundo del cine para adultos como Stormy Daniels, informara a varios medios de un encuentro sexual con Donald Trump en el 2006.

En un inicio, Trump afirmó que este hecho jamás se había presentado y que la actriz estaba difamando de él, todo como una estrategia para hacerle perder popularidad en las elecciones y para hacerlo perder su matrimonio con Melania.

Sin embargo, al inicio de este año The Wall Street Journal reveló el documento de confidencialidad entre ambas partes. Danields demandó a Trump y a Michael Cohen, abogado en ese momento, asegurando que el acuerdo no era válido, pues faltaba la firma de Donald.

En una ocasión la mujer habló con una reconocida cadena de televisión norteamericana. En dicha entrevista aseguró que fue amenazada por un hombre en un estacionamiento en la ciudad de Las Vegas, cuando se disponía a vender la historia a los medios de comunicación:

“Estaba en un estacionamiento, en camino a una clase de ejercicios con mi hija pequeña (…) y un hombre se me acercó y me dijo ‘Deja a Trump en paz. Olvida la historia’. Luego se inclinó y miró a mi hija: ‘Es una linda niña. Sería una lástima que algo le pasara a su madre’”, comentó la actriz.

Cohen, admitió haberle pagado a la mujer 130 mil dólares por su cuenta para mantener el secreto. Sin embargo, al no haber un documento firmado, el trato sería inválido, permitiendo que Daniels tenga la libertad de divulgarlo. Además, afirmó que tiene el derecho de pedir al menos 20 millones de dólares por daños y perjuicios a la estrella porno Stormy Daniels, por romper el acuerdo de confidencialidad, decidiendo demandarla.

Por otro lado, el abogado de Daniels, Michael Avenatti, manifestó que las acciones de Cohen y Trump son una amenaza y un esfuerzo para llevar el asunto a puerta cerrada y así intimidar a su cliente.

“Para decirlo de manera simple: quieren esconder la verdad del pueblo estadounidense. Nos opondremos a este esfuerzo en todo momento. El hecho de que un presidente en funciones persiga más de 20 millones de dólares en falsos ‘daños’ contra un ciudadano privado, que solo trata de decirle al público lo que realmente sucedió es notable. Probablemente sin precedentes en nuestra historia. No nos vamos a ir y no nos dejaremos intimidar por estas amenazas”, manifestó Avenatti.

El pasado 12 de diciembre la controversia entre la actriz y el actual presidente de los Estados Unidos volvió a tomar fuerza. Un juez federal ordenó a la actriz a pagar los honorarios de los abogados de Donald Trump y multándola con $1.000 dólares como sanción a la difamación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO