El ‘Ángel de la Muerte’ fue asesinado en prisión

Foto: Youtube

El ‘Ángel de la Muerte’ fue asesinado en prisión

31 de marzo del 2017

Al ‘Ángel de la Muerte’ le gustaba tener el control sobre quien vivía y quien moría, así lo confesó hace un tiempo a un periódico local . Sin embargo, al momento de su muerte, no tuvo la oportunidad de elegir.

Donald Harvey, conocido como el ‘Ángel de la Muerte’, falleció el pasado 30 de marzo, dos días después de haber sido golpeado en su celda, en la que cumplía una triple cadena perpetua.

En su juventud, fue víctima de abuso sexual por parte de su tío y un vecino, posteriormente, a los 18 años fue violado por su compañero de cuarto, Randy White. Harvey fue miembro de las fuerza aérea, aficionado al ocultismo y los grupos neonazis.

El ‘Ángel de la Muerte’ fue responsable de la muerte de 54 personas. siendo además juzgado por la muerte de otras 24 personas  en 1987. Estos asesinatos se presentaron entre 1980 y 1987 en un hospital de Cincinnati, mientras trabajaba como ayudante de enfermería en otros hospitales.

A Harvey se le ofreció no condenarlo a la pena de muerte si se confesaba culpable de la muerte de 37 personas, debido a que no era muy factible la comprobación de los crímenes, además llegó a confesar otras 18 más, que ocurrieron en el Centro Medico para Veteranos en Cincinnati.

Muchas de las víctimas del ‘Ángel de la Muerte’ eran pacientes con enfermedades crónicas. Además, declaró durante el juicio que asesinaba a sus víctimas para “terminar con su sufrimiento”. Sin embargo, el exfiscal del condado de Hamilton, Arthur Ney Jr, quien se encargo de investigar los casos, afirmó que Harvey no era un asesino misericordioso, sino que “él mataba porque le gustaba matar”.

Los crímenes los llevaba a cabo con cianuro, raticidas, gases, bolsas de plástico o inyección de aire en las venas.  Sus venenos favoritos eran el arsénico y el cianuro, con los que  envenenaba la comida de sus víctimas.

El ‘Ángel de la Muerte’ confesó en 2003 que cometer los asesinatos fue muy sencillo para él:

“Están tan ocupados que el paciente puede morir sin que venga el médico y lo certifique. Eso me ocurrió con un residente, que murió y el médico lo envió directamente a la funeraria”

El asesino también tenía una lista con los nombres de sus víctimas y la fecha de su muerte, que escondía en su casa. Nunca mostró arrepentimiento por sus actos.

Sin embargo, Harvey no es solo responsable de la muerte de pacientes, según declaró el Departamento de Psicología de la Universodad Radford. Este ente, muestra en un informe,  que el ‘Ángel de la Muerte’ también es responsable del asesinato de Henry Howeler  y Howard Vetter, hermano y cuñado de su pareja Carl Hoeweler en 1983. De igual manera, el asesino envenenó con arsénico a Hoeweler para enfermarlo de tal manera que no pudiera salir del apartamento cuando sospechó que lo engañaba.

Además, asesinó a sus vecinos Helen Metzger y Edward Wilson con arsénico porque sentía que amenazaba su relación con Hoeweler.

Donald Harvey fue descubierto luego de que un médico notara el olor a cianuro cuando realizaba una autopsia en una de sus víctimas.

Este jueves 31 de marzo, un vocero de la prisión estatal de Toledo, Ohio, declaró que el hombre de 64 años falleció el jueves a las 9:08 a.m., después de haber sido atacado alrededor de las 2:20 p.m. del martes en su celda, por un sospechoso que todavía no ha sido identificado.