Libertad de ‘El Bizco’ prende el temor por los ‘rompevidrios’

18 de julio del 2019

El sujeto tenía azotados a la comunidad de Usaquén, norte de Bogotá.

Libertad de ‘El Bizco’ prende el temor por los ‘rompevidrios’

Indignados. Así se sienten los ciudadanos de Bogotá al conocer que alias ‘El Bizco’, famoso y temido ‘rompevidrios’, fue dejado en libertad.

El hombre había sido capturado en flagrancia en medio de un operativo hecho el pasado martes, mientras intentaba robar a una mujer.

Según la Policía, este sujeto tenía “azotada” a la comunidad de Usaquén, norte de la capital, y fue detenido gracias a la información de una de sus víctimas.

La denuncia de esta persona y la detención fue insuficiente, debido a que ‘El Bizco’ de nuevo ronda por las calles de la ciudad tras pasar menos de 24 horas en manos de las autoridades.

Se dice que el sujeto no alcanzó a ser presentado ante un juez de control de garantías, que la justicia decidió dejarlo en libertad porque no contaba con una orden de captura y porque no ejerció violencia en contra de la víctima cuando fue capturado.

Así operan y estas son las zonas más afectadas

El experto en seguridad Andrés Nieto le dijo a KienyKe.com que a diario se presentan por lo menos 21 denuncias por ‘rompevidrios’.

Señaló que en lo corrido del 2019 se han reportado más de 7 mil casos. Es decir, que el 8.7% de los hurtos son bajo esta modalidad.

El pasado 5 de julio la empresa de seguridad privada Securitas presentó el mapa de las 16 zonas más azotadas por estos delincuentes. Entre ellas: La Calle 53 (sentido oriente – occidente, a la altura del parque Simón Bolívar), la Calle 68 (a la altura del parque Salitre Mágico), la Calle 100 con Autopista y la Calle 6 con Carrera NQS. (Haga click aquí para ver las demás zonas)

Johan Avendaño, experto en seguridad ciudadana, explicó que los sectores en los que más se presentan ‘rompevidrios’ son en los que hay mayor tráfico, “donde los delincuentes saben que la movilidad es lenta”.

Respecto al modus operandi, Securitas estableció que existe la dinámica de ‘los campaneros’; es decir, personas que se fijan en qué parte del vehículo están los elementos de valor e indican, a través de señas, qué carros deben robar los ‘rompevidrios’.

Las armas más utilizadas para cometer estos delitos son: de fuego o blanca, varillas, piedras o bujías.

¿Qué hacer con los ‘rompevidrios’?

Según agregó Johan Avendaño, lo que se debe hacer para combatir a estos delincuentes, más allá de las denuncias, es un plan de choque prioritario “que enfrente todas las modalidades que utilizan estas personas para afectar a la población”.

La empresa de seguridad que hizo el estudio mencionó también algunas recomendaciones, como: no dejar a la vista objetos valiosos, estar atento a movimientos extraños y a las personas que se acercan a los vehículos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO