El homicidio que llevó a la cárcel al ‘Zar del oro’

El homicidio que llevó a la cárcel al ‘Zar del oro’

5 de Julio del 2017

El 20 de diciembre de 2011, ‘Los Serafines’, como se conocía a los hermanos Yeison Andrés y Wilmar Alberto Taborda Jiménez, Johan Esteban Pareja y Jaime Jiménez fueron citados a la finca La Tía, ubicada en la vereda La Roca del municipio de Remedios, una localidad del nordeste antioqueño.

Los hombres creían que iban a una reunión, pero allí terminaron encontrando la muerte. Una estructura criminal financiada por Jairo Hugo Escobar Castaño, alias ‘El Zar del Oro’, perpetró el homicidio por órdenes del delincuente.

Por esto hechos, el ‘Zar del Oro’ fue condenado este martes 4 de julio a pagar una condena de 55 años de prisión. El Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia fue el encargado de dar la sentencia.

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal especializado de la Dirección Nacional Contra el Crimen Organizado, no solo ordenó la muerte de los mineros, sino que ‘El Zar’ fue acusado de financiar grupo ilegales armados.

Las autoridades lograron establecer que el móvil del homicidio se relaciona con un atentado del que salió ileso Escobar y que se presentó a comienzos de diciembre de 2011. Además, los hombres que perdieron la vida se habrían negado a vender un yacimiento aurífero del que eran copropietarios.
De acuerdo con la Fiscalía, el ‘Zar’ habría pagado 800 millones de pesos a los sujetos que perpetraron el cuádruple homicidio.
Los investigadores determinaron también que Escobar Cataño aportaba considerables sumas de dinero para el pago de nómina de una organización delincuencial conocida como Seguridad Héroes del Noerdeste, y también fue señalado de amenazar y cobrar extorsiones a mineros de los municipios de Segovia y Remedios.

Cinco años de prisión ha pagado el ‘Zar del Oro’ antes de conocer su condena. Fue capturado el 28 de noviembre de 2012 y varias semanas después, la Unidad Nacional contra el Lavado de Activos y de Extinción del Derecho de Dominio ordenó la ocupación de inmuebles y establecimientos comerciales de posibles testaferros, valorados en más de 30.000 millones de pesos.

El fallo, en primera instancia, fue apelado por la defensa ante la sala Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia. Si se confirma la sentencia, Escobar, a los 48 años, seguirá recluido en la prisión La Picaleña, de Ibagué, en donde se encuentra por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo y concierto para delinquir agravado, en calidad de financiador.