El sicario más famoso de  las redes sociales

El sicario más famoso de las redes sociales

26 de febrero del 2014

“Sigan ladrando perros… Que aquí tengo la vacuna para su rabia”, escribió Antonio Olalde, de 24 años, más conocido como ‘Broly Banderas” el pasado 27 de noviembre en su cuenta de Facebook, mientras publicaba una foto en la que aparece sosteniendo una pistola automática y al interior de una lujosa camioneta.

‘Broly Banderas’, quien fuera denominado el sicario más famoso de las redes sociales gracias a su afición por actualizar constantemente sus perfiles en las redes, es integrante del cartel de Los Caballeros Templarios en México, y no tiene reparos en registrar sus actividades delictivas en la red social.

La escalada de violencia en México tomó un aspecto fantástico cuando aquellos que viven al margen de la ley dejaron de esconderse del ojo público para hacer públicas sus fechorías, como es el caso de Broly Banderas

Sicario Broly Banderas, Kienyke

“Hace poco me preguntaron que si tenía miedo y conteste…mi trabajo es no tenerlo”, fue lo último que escribió. Desde entonces, es incierto si el “famoso sicario” sigue con vida. En el estado mexicano de Michoacán los templarios sostienen una guerra a muerte contra los comunitarios y la Familia Michoacana, otros carteles que se disputan el tráfico de heroína, cocaína y metanfetaminas a Estados Unidos.

En su fan page de Facebook, que tiene más de cuatro mil seguidores, hace alarde de un estilo de vida plagado de excesos y violencia: ‘selfies’ con rifles y pistolas en la mano, camionetas de lujo, dinero y alcohol forman parte de los álbumes de fotos del sicario oriundo de Michoacán.

En octubre del año pasado el Blog del Narco, una polémica página web que revela las intimidades de la mafia y  la delincuencia organizada en México, publicó una supuesta entrevista  al sicario. Olalde narró que por su trabajo para la mafia gana 20.000 pesos mexicanos mensuales – alrededor  tres millones de pesos colombianos-. Sin embargo, asegura que el dinero no fue la motivación principal para trabajar como asesino a sueldo. “No fue lo económico si no las mujeres y la fama”, sostuvo.

Ante la pregunta de a qué edad cometió el primer asesinato, respondió que tuvo su primer “enfrentamiento”  cuando tenía 20 años, al poco tiempo de ingresar al cartel de Los Caballeros Templarios.

Este asesino a sueldo asegura que tiene límites para el “trabajo” que realiza y no asesina a mujeres. “Sólo a hombres, matar mujeres está prohibido”, afirma, aunque en el estado de Sinaloa y Juárez han sido asesinadas más de 3.500 mujeres en los últimos tres años por causa de la guerra entre carteles del narcotráfico. Cualquier persona que tenga la más mínima relación con algún cartel, puede ser asesinada por el bando contrario.

Sicario Broly Banderas, Kienyke

Antes de su ingreso a la mafia, Antonio Olalde dice que estaba “cohibido” y no podía sostener conversaciones con las mujeres, después que se convirtió en asesino a sueldo, se transformó en una “celebridad” y le piden fotos. “Ahora con el Facebook todo mundo me saca platica y quieren ‘cotorrear’ conmigo. Antes estaba muy solo y era triste. La verdad que no quiero volver a ser esa persona otra vez”.

Asegura que le tiene miedo a sus “patrones”. Pese a que no ha tenido ninguna queja por el cumplimiento de sus “funciones”, sabe que lo pueden asesinar si lo consideran necesario. “Miedo le tengo a la empresa (cartel), osea a mis mandos,  porque  me pueden matar cuando a ellos se les de su gana”.

De acuerdo con la ONG Empowerment Initiative, que busca documentar cómo las redes sociales brindan un espacio público único a individuos y grupos para impulsar sus ideas, dice que ahora los carteles de la mafía “Anuncian sus actividades, conducen campañas de relaciones públicas. Básicamente se han convertido en su propia empresa de comunicación”, reveló el medio La Policiaca de México.

“Esta nueva forma de comunicación emprendida por los carteles de drogas parece ser parte de una estrategia para cambiar la imagen negativa o al menos la percepción generalizada  del tráfico ilícito de drogas y todas las consecuencias que esto conlleva”, sostiene la organización sin ánimo de lucro.

Pese a que era frecuente sus polémicas publicaciones, no volvió a mover ninguno de sus perfiles en Facebook. Algunas agencias de noticias anunciaron la muerte de Broly Banderas, aunque hasta el momento no ha sido encontrado su cuerpo.

Sicario Broly Banderas, Kienyke