Envenenan a exespía ruso acusado de traición

7 de marzo del 2018

Según las investigaciones, pueden haber sido envenenados con fentanyl, un opiáceo que es más fuerte que la morfina.

Envenenan a exespía ruso acusado de traición

El exespía y exmilitar ruso acusado de traición por el Kremlin.

Seguéi Skripal, exespía y exmilitar retirado ruso de 66 años y una mujer de 33 años que se presume es su hija, fueron llevados de urgencia al hospital tras haber sido supuestamente envenenados. Los dos fueron encontrados sentados en la banca de un centro comercial en Malting, en la ciudad de Salisbury, Inglaterra.

No tenían heridas visibles y estaban inconscientes: la mujer estaba recostada sobre Skripal, que hacía movimientos con la mano mientras veía hacia el cielo. Fueron trasladados al District Hospital, que ha sido cerrado para atención de emergencias, porque está siendo descontaminado, aunque la policía del condado de Wiltshire dijo que no hay peligro para el público.

También fueron cerradas para descontaminación las calles aledañas al lugar de los hechos, un restaurante italiano y un pub cerca del área. La policía ha pedido colaboración a quien sepa o haya visto algo que pueda servir como pista para las investigaciones.

Según las investigaciones, pueden haber sido envenenados con fentanyl, un opiáceo que es más fuerte que la morfina. Skripal fue capturado en 2006 en el aeropuerto de Viena y encarcelado por las autoridades rusas por ofrecer información a los británicos. Fue sentenciado a 13 años de cárcel por traición tras haber identificado a los espías rusos que trabajaban en Europa, pero luego fue liberado en un intercambio de agentes rusos presos por agentes estadounidenses. Posteriormente pidió asilo en Gran Bretaña, donde se fue a vivir a partir de su liberación.

Entretanto, el Gobierno ruso a través de su portavoz Dimitri Peskov niega toda vinculación con este hecho y aclaró que el Kremlin no dispone de ninguna información sobre este caso. “Ustedes saben por qué estaba en Occidente, a raíz de qué acciones y decisiones, no voy a volver sobre ello. Y ahora vemos que se ha producido una situación trágica. Pero no disponemos de información sobre las razones”, explicó Peskov.

Este incidente de Skripal recuerda el caso de Alexander Litvinenko, el exespía ruso que fue envenenado con un té en el hotel Millenium de Londres en 2006. Estuvo 23 días agonizando hasta que finalmente murió. El té tenía polonio radiactivo y supuestamente se lo dieron Andrei Lugovoi y Dimitry Kovtum, dos rusos que al final fueron involucrados con la investigación. Ellos confesaron que el presidente ruso Vladimir Putin sabía sobre los hechos.

Este hecho fue un escándalo internacional entre Reino Unido y Rusia, que siempre negó todo. Sin embargo, actualmente Lugovoi es diputado en Rusia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO