Estas son las bandas criminales que azotan a Colombia

Estas son las bandas criminales que azotan a Colombia

1 de septiembre del 2015

Según el jefe Área Investigativa de Delitos Especiales de la Dijin, coronel Pablo Ruiz, la policía tiene la orden de desarticular toda banda delincuencial que accione en el país. Por tal razón los diferentes grupos que trabajan en la tarea han clasificado las organizaciones delincuenciales por área de injerencia (nacional, regional o local) y peligrosidad en bandas tipo A, B y C.

Lea tambien: Las bandas de motociclistas más peligrosas de Estados Unidos.

Dentro de la categoría tipo A, que delinquen a nivel más nacional y sus delitos llegan a ser transnacionales, hay tres identificadas: ‘Los Urabeños’, liderados por alias ‘Otoniel’ (actualmente el hombre más buscado del país); ‘Los Rastrojos, liderados por alias ‘Don César y las disidencias del Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia, Erpac, lideradas por alias “Pijarvey”.

Lea también: A lomo de yegua, en nueve horas escapó de la guerrilla.

Dentro de la categoría B están las bandas que delinquen a nivel departamental, las directamente responsables de los asesinatos y del microtráfico de estupefacientes. Estas organizaciones casi siempre trabajan para las bandas tipo A o para narcotraficantes poderosos. Y las tipo C son las bandas que delinquen a nivel de ciudades.

Lea también: La bruja que puso de rodillas a todo un pelotón.

KienyKe.com presenta un mapa de las bandas tipo B, por ser estas de interés nacional y de las que menos información se tiene.

Lea también: Las nueve vidas del general Humberto Guatibonza.

Bandas criminales 1-11

La banda de Marquitos Figueroa – La Guajira

Aunque el líder de esta organización, Marcos de Jesús Figueroa García, alias ‘Marquitos’, fue capturado el año pasado en una lujosa residencia en Brasil, y el presunto segundo al mando de la banda, Juan Carlos Bonilla, fue asesinado en mayo de este año en La Guajira, según el coronel de la policía Pablo Ruiz, aún hay reductos de esta organización delinquiendo y haciendo de las suyas en La Guajira y otros sectores de la Costa Atlántica y el Cesar.

La banda de ‘Marquitos Figueroa’ se dedica principalmente al tráfico de drogas y al contrabando de gasolina. Pero el delito por el que más le temen a esta organización, diezmada en un alto porcentaje por las autoridades, es el asesinato y el ajuste de cuentas.

Dicen las investigaciones que la organización y los líderes de esta tienen a sus espaldas varios asesinatos en la alta Guajira, El Magdalena y Cesar.

Alias-Marquitos

‘La constru’ – Putumayo

“La constru” es una peligrosa banda que delinque en el Putumayo. A esta organización delictiva se le atribuyen delitos de microtráfico y narcotráfico hacia Ecuador y en Putumayo, Caquetá y Huila. También, según las autoridades, ellos son los encargados de llevar adelante las extorsiones a trabajadores del sector petrolero en la región. Así mismo es el grupo delincuencial al que más se le atribuyen asesinatos.

A finales de junio de este año, la Dijin y la policía de Ecuador capturaron en la provincia de Sucumbíos, en el vecino país, a alias ‘El Paisa’, el líder de la banda ‘La constru’, quien pasó a ser el jefe de la organización tras el arresto de Héctor Orlando Bastidas, quien fue detenido el pasado mes de enero, el máximo jefe de la banda.

Según la Dijin, este grupo delincuencial tiene vínculos con los frentes 32, 48 y 49 de la guerrilla de las FARC  y con células de los ‘Rastrojos’. También se le vincula con la colaboración en atentados a las estructuras petroleras.

‘Los Soto’ – Llanos Orientales

Esta organización delincuencial y familiar fue conocida por la opinión pública hacia finales de 2014, cuando la Dijin capturó en el municipio de Maní (Casanare) a 10 personas que presentó como vinculadas a una banda criminal denominada ‘Los Soto’. En esa oportunidad los detenidos fueron detenidos por el homicidio de cuatro personas.

‘Los Sotos’ es una organización paramilitar que nació, al parecer, hace unos dos años en los Llanos Orientales y que delinque principalmente en Meta y Casanare. La Dijin tiene identificado como líder y creador a alias ‘Vicente Soto’. Familiares de este hombre son los otros mandos de la organización.

Soto, es el seudónimo del nombre completo de la organización: Sembrando el Orden Total. Esta banda tiene, según las investigaciones, unos 80 integrantes. Principalmente se dedican al narcotráfico y de este delito se desprenden los demás que cometen, como porte ilegal de armas de uso privativo de las fuerzas militares, desplazamiento forzado, homicidio, extorsiones, y reclutamiento ilegal de menores de edad.

‘Los Soto’, según las autoridades, mueven una gran cantidad de droga hacia Venezuela y Centroamérica por pistas clandestinas que están bajo el ojo de las autoridades.

Esta peligrosa banda está aliada con otra igual de peligrosa, llamada el ‘Renacer de los ‘Buitragueños’, que es liderada, según investigaciones, por familiares directos del narco y paramilitar Héctor Germán Buitrago, alias ‘Martín Llanos’.

“Los Pachenca” – Caribe Colombiano

El jefe de sicarios de esta banda criminal, Óscar Almanza Parra, de 38 años, fue capturado por las autoridades el pasado mes de junio en Barranquilla. Almanza fue, como la mayoría de integrantes de este grupo, según las autoridades, miembro de fuertes grupos paramilitares que se desmovilizaron.

‘Los Pachenca’ delinquen principalmente en el Magdalena y La Guajira. Tienen, según la policía, fuertes alianzas con el ‘Clan Úsuga’. Sus principales líneas de acción son el narcotráfico, el tráfico de gasolina y las extorsiones a importantes comerciantes y empresas de Santa Marta, principalmente. Según investigaciones a este grupo se le adjudica el 80 por ciento de las extorciones en la capital del Magdalena.

‘Los Pachenca’ es liderado por Jesús María Aguirre Gallego, alias Chucho Mercancía, quien en años anteriores hizo parte del ‘Clan Úsuga’. La policía lo capturó y por ser ficha de menor rango en los ‘Úsuga’ pagó unos años de prisión. Al salir de la cárcel creó a ‘Los Pachenca’ creando terror en el Magdalena y sus alrededores.

loscostenos--El-universal

‘Los Costeños’ – Barranquilla

Aunque la mayoría de los jefes de esta banda está tras las rejas, las autoridades han logrado determinar que los líderes de esta organización siguen delinquiendo desde prisión y dando órdenes a los hombres que tienen en las calles de la ‘arenosa’.

‘Los Costeños’ fue una banda delincuencial que se organizó con antiguos hombres que hacían parte de los Rastrojos, antiguos paramilitares. Se dedican principalmente al cobro de extorsiones a comerciantes y transportadores. También se les atribuye asesinatos, desencadenados de la negativa al pago de vacunas.

Según las investigaciones de las autoridades, esta banda recibe en promedio unos 200 millones de pesos mensuales producto del ilícito.

La policía tiene identificados como los líderes de ‘Los Costeños’ a los hermanos Borré, quienes son tres exparamilitares que pertenecieron al bloque ‘Héroes de los Montes de María’, que después de la desmovilización siguieron delinquiendo con ‘Los Rastrojos’.

El jefe máximo es, según las autoridades, Brayan Eduardo Borré Barreto, alias ‘Jackie’ o ‘Tío Guillo’. Fue capturado. Después de comprobarse que seguía delinquiendo desde prisión fue trasladado a la cárcel Palogordo, en Girón (Santander). Las autoridades han indicado que el hombre detrás de ‘los Costeños’ que aún está libre es Javier Enrique Insignares Toro, alias ‘J. J’ o ‘Benjamín’.

Los Botalones – Magdalena Medio

Los ‘Botalones’ es una fuerte organización que, junto con los ‘los Urabeños’, ‘los Rastrojos’ y las disidencias del EPL tienen azotado el Magdalena Medio. También tienen injerencia, en menor proporción, en los departamentos de Santander, Norte de Santander, Boyacá, Arauca y Cundinamarca.

En febrero de 2015, según el coronel Ruiz, se capturaron a 16 personas vinculadas con esta organización, hecho que desarticuló la banda delincuencial y redujo considerablemente su accionar delincuencial.

Los ‘Botalones’ se crearon después de la desmovilización del exjefe paramilitar Arnubio Triana, alias “Botalón”. Su principal accionar era el robo de hidrocarburos pero después se dedicaron a los homicidios selectivos, el tráfico de armas de fuego, tráfico de estupefacientes y desplazamiento forzado.

LOs-botalones

‘La Empresa’ – Buenaventura

A principios de junio las autoridades capturaron en Buenaventura a alias ‘El Tío’, considerado el máximo jefe de ‘La Empresa’, una organización dedicada a secuestros, tortura, homicidio, desplazamiento forzado.

El área de injerencia de esta organización es el puerto de Buenaventura. Aunque con la captura de ‘el Tío’, considerado el último de sus grandes líderes, se dio por desarticulada la banda, aún hay reductos que quieren retomar las acciones de ‘La Empresa’ en el puerto.

Esta peligrosa banda, a la que se le adjudican algunos de los desmembramientos de cadáveres en la ciudad, fue creada por alias ‘el Tío’ y alias ‘Orejas’, exmiembros del grupo paramilitar Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia.

‘Los Caqueteños’ – Amazonas

Delincuentes peruanos y colombianos son los que a sangre y fuego se han peleado el control de la zona limítrofe a orillas del río Amazonas, exactamente el sector conocido como el trapecio Amazónico. Desde hace unos años son los colombianos los que mandan en la zona.

Los amos y señores del control del tráfico de cocaína en ese sector son los integrantes de la banda delincuencial conocida como ‘los Caqueteños’. A esta organización también se le adjudican asesinatos, pero estos se desprenden de su principal negocio: el tráfico de drogas hacia Brasil, Perú, el interior de Colombia y hacia el extranjero, usando como rutas los países fronterizos.

Según el coronel, los laboratorios de coca se encuentran en el lado peruano. Los instalaron allá para evadir la lucha contra las drogas por parte de las autoridades colombianas. “Pero estamos unidos con la policía del Perú para desarticular esta estructura”, indicó el oficial.

Investigaciones judiciales han indicado que esta organización se fortalece porque su negocio es apadrinado por grupos narcoterritoristas y guerrilleros como los bloques Sur y Oriental de las Farc de Colombia; el Comando Rojo y Primer Comando de la Capital, de Brasil, y Sendero Luminoso, de Perú.

En marzo de 2015 el CTI de la fiscalía capturó en el Huila a Jáder Calderón Muñoz, considerado el líder de este grupo delincuencial que ha invadido el país con su cocaína. Hoy en día las autoridades están tras los pasos de alias ‘Loro’, a quien tienen identificado como el actual líder de este grupo narcocriminal.

Megateo-ok

Megateo ‘EPL’ – Norte de Santander

Víctor Ramón Navarro, alias Megateo, de 37 años, es considerado el amo y señor del Catatumbo. Él es el líder militar y criminal de la disidencia del desmovilizado EPL, al que él llamó frente Libardo Mora Toro y con el que pasó de guerrillero a narcotraficante.

Según el jefe del Área Investigativa de Delitos Especiales de la Dijin, aunque ‘Megateo’ no es el número uno del EPL, él es la imagen más representativa de la banda delincuencial, que ya no es considerada por las autoridades como grupo guerrillero.

El número uno de la organización, que se ha dedicado al tráfico de drogas y al control del narcotráfico desde el Catatumbo, es Guillermo León Aguirre, alias ‘David León’.

Al parecer Megateo quedó herido en una operación que se realizó a finales de agosto, pero hasta la fecha son solo rumores.

Esta disidencia del EPL trabaja, según la policía, de la mano de los grupos guerrilleros de la zona, FARC y ELN, para el tráfico de drogas.

‘La Cordillera’ – Pereira

‘La Cordillera’ es la banda delincuencial que azota la zona cafetera del país. Tienen, según la policía, su área de injerencia la ciudad de Pereira, pero delinquen en ciudades como Manizales, Armenia, y en el Norte del Valle.

El principal accionar de esta banda es el narcotráfico, microtráfico y lavado de activos.

Según las investigaciones de la policía, esta organización está ligada con “los Urabeños”, y es la clave para sacar la droga por el Pacífico colombiano.

La semana pasada, la Dijin logró la captura de alias “Tres Caras”, el líder de este grupo delincuencial. Alias ‘Berny’, otro de sus cabecillas, llegó a un acuerdo con las autoridades y se entregó.

Esta organización, encargada de homicidios selectivos, el tráfico de estupefacientes y extorsiones en el Eje Cafetero, nació con desmovilizados que eran ‘paras’ de confianza del narcoparamilitar Carlos Mario Jiménez alias “Macaco”, condenado en Estados Unidos a 33 años de prisión.

Los-pachenca-ok

Oficinas de cobro – Cali

Las bandas criminales en Cali que más preocupan a la policía no son las de delincuencia común, que sí hay muchas y sobre las que también están trabajando, sino las oficinas de cobro, que no son otra cosa que pequeños grupos de sicarios a domicilio.

La mayoría de los homicidios en la ciudad y sus alrededores son llevados a cabo por estas oficinas de cobro. Estas organizaciones, unas ocho en la ciudad, son lideradas por narcotraficantes poderosos y cada una de ellas tiene un líder visible que está en la mira de la policía, así se lo explicó a KienyKe.com el coronel Ruiz.

Dentro de las identificadas están la oficina de cobro Boliqueso, Lobo, Fresa, Búho, Yepes. Varios de los jefes de estas bandas ya han sido capturados.

ODIN – Medellín

Las ODIN son Organizaciones Delincuenciales Integradas al Narcotráfico que, según las autoridades, son las que se disputan el control de la zona urbana de Medellín. También operan en Itagüí, Caldas y Bello.

Las ODIN tienen dos jefes máximos y se trata de Maximiliano Bonilla Orozco, alias  ‘Valenciano’, y Ericson Vargas Cardona, alias ‘Sebastián’.

La policía ha ido desarticulando estas organizaciones, de 21 que había identificadas en 2001, hoy en día hay 10 que aún tienen accionar delictivo en la ciudad. Unas de ellas más diezmadas que otras, ya que algunos de los líderes de estas bandas y parte de sus fichas han sido capturados.

En promedio cada ODIN cuenta con un número de 100 integrantes. Estas organizaciones están aliadas con grupos más grandes como ‘Los Rastrojos’, ‘Los Urabeños’ y cada una tiene un sector de Medellín como centro de operaciones, en especial son los amos y señores de las comunas de la ciudad.

Estas organizaciones se dedican a controlar el tráfico de drogas, los homicidios selectivos, las extorsiones, el microtráfico, el tráfico de armas, y deciden quién se queda a vivir o quién se tiene que ir de la zona.

La policía adelanta investigaciones y acciones sobre las siguientes ODIN: ‘los Chatas’, ‘Pachelly’, ‘la Unión’, ‘la Terraza’, ‘los Triana’, ‘San Pablo’, ‘Caicedo’, ‘la Sierra’, ‘San Javier’, ‘Picacho’, ‘Robledo’, ‘Belén Rincón’, ‘Altavista’ y ‘Trianón’.