Este es el patrullero que le vendía información al hacker Sepúlveda

Este es el patrullero que le vendía información al hacker Sepúlveda

14 de abril del 2016

Ignacio David Parra Amín era patrullero en la Policía Nacional y trabajó por cuatro años con el cuerpo de investigación antiterrorista de la SIJÍN.

Parra cumplía labores de inteligencia con la SIJÍN, es por eso fue uno de los más nombrados en los interrogatorios del hacker Andrés Sepúlveda.

En el momento de su captura el 12 de agosto del 2014 se encontraba haciendo un curso de subintendente.

El juzgado 39 lo condenó este miércoles a seis años de prisión luego de aceptar un preacuerdo con la fiscalía y aceptar cargos de poner en riesgo la seguridad nacional y tener conocimiento que sus acciones eran ilegales.

El patrullero fue capturado en un operativo del CTI en 2014 cuando al parecer recibía un pago por parte del hacker Sepúlveda por cerca de $1.200.000.000 por un paquete informativo.

Dentro del mencionado paquete, el que tenía por nombre “Espejos”, se encontraba información valiosa que tenía el grupo antiterrorista de la SIJIN para combatir a los grupos armados de las Farc y el ELN.

Dentro del disco duro incautado también se encontraban las hojas de vida de varios miembros de organizaciones criminales.

Las transacciones en torno a esta información estaban orientados a sabotear los diálogos que adelantan en La Habana la guerrilla de las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos.

Dentro de la información entregada al hacker Sepúlveda habían datos del SPOA (Sistema Penal Oral acusatorio) y el SIOPER (Sistema de Información Operativo).

Hasta el día de hoy el patrullero Parra Amín se encontraba con medidas de aseguramiento luego de que el juez administrativo 39 de la fiscalía Leonardo Galeano firmara su sentencia por seis años de prisión.

Los cargos imputados al ayudante de Sepúlveda fueron: violación de datos personales agravado y cohecho propio (soborno). Al aceptar los cargos se redujo gran parte de su condena.

Durante la audiencia se le mostraron varios elementos probatorios en los que se evidenciaba un acceso irregular a la base de datos de la SIJÍN.

En un vídeo registrado por las cámaras de la institución se logra ver cómo sacaba el disco duro de uno de los computadores de la entidad.

También aseguró que recibía un reconocimiento económico por parte de conocidos del hacker Sepúlveda por sus colaboraciones con él.

“El señor Ignacio David Parra Amín sabía que estaba sustrayendo, compilando, ofreciendo y vendiendo a un particular información de carácter reservado y se secreto, y aún así, quiso hacerlo”, dijo el juez.

El abogado del patrullero, Diego Fernando Tautiva, fue amenazado en varias ocasiones y presionado para que dejara el país.

Dos hombres lo intentaron asesinar cuando se encontraba circulando por la Avenida Américas por el sector de Puente Aranda, en Bogotá. Allí dos hombres se bajaron de una camioneta y le apuntaron con armas de fuego, pero logró escapar del lugar.

Posteriormente renunció a seguir defendiendo al patrullero Parra y abandonó el país.