El perfil psicológico del abusador sexual del bus en Bogotá

30 de mayo del 2019

En la primera semana de mayo de 2019 se habían reportado en Colombia 8.614 casos de violencia sexual. 

Perfil psicológico del abusador de Nicole Reyes - kienyke.com

Una joven sale de su casa como de costumbre, toma un bus en Mosquera para dirigirse hacia Bogotá. Lo que no sabía era que se toparía con un hombre en el transporte público masivo que la abordaría, amenazaría y abusaría de ella.

Nicole Reyes,  de 23 años de edad, se quedó dormida en el bus que la transportaba hacia la capital del país y el sujeto aprovechó la situación para manosearla, durante una hora, en sus partes íntimas, bajo amenaza con un arma blanca.

Aunque, según Sara Moreno, psicóloga de la Universidad EAFIT, se debe tener precisión en que lo sucedido con Nicole Reyes no fue un acto de violación, sino de abuso sexual. Es preciso revisar las estadísticas y los informes de las autoridades como el Centro Atención Integral Víctimas de Abuso Sexual (Caiva) y de la Policía para establecer de mejor manera un perfil del criminal abusador.

De acuerdo con el informe “Análisis sobre la conducta criminal de violadores seriales en casos ocurridos en Bogotá, D. C. (2008-2012)”  llevado a cabo en 2014 por la Policía Nacional, el perfil de un abusador y violador sexual tiene unas características particulares que pueden ser percibidas por las personas para prevenir cualquier ataque.

Estos perfiles, a la luz de autores como Palermo y Kocsis, según el documento de investigación de la Policía, se distinguen en dos.

El violador de poder y el violador de ira. En el primero, el agresor “ve la violación como la expresión de la potencia, la supremacía y el dominio” y en el segundo, “el acto sexual es a menudo visto como humillante y, por lo tanto, el delincuente con frecuencia no logra una sensación de satisfacción sexual de la violación”, explica el informe.

Lea más: Alarmantes cifras de violencia sexual contra hombres

Los motivos que habría tenido el abusador de Nicole Reyes se desconocen, pero desde los informes de caracterización de las autoridades a abusadores se puede establecer un modus operandi en el que el delincuente trata en lo posible de culminar con éxito su delito, huir fácilmente del lugar, donde con regularidad ha seleccionado a su víctima.

Estadísticas

Según datos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional, hasta la primera semana de mayo se habían reportado en Colombia 8.614 casos de violencia sexual,  de los cuales 19 se produjeron en sistemas de transporte público masivo como buses, estaciones de transmilenio y en el MIO.

Según el informe “Caracterización del abuso sexual infantil a partir de historias clínicas” de las docentes de la Corporación Universitaria del Caribe Leslie Bravo García y Yira Meléndez Monroy, un abuso sexual puede generar problemas emocionales, cognitivos, de relación social, funcionales y de conducta.

De cualquier manera, para Yamile Roncancio, directora de la Fundación Feminicidios Colombia, la mayoría de veces de casos de violencia sexual ocurren en las viviendas”. Estos “son los lugares más inseguros para las niñas y para las mujeres”, agrega.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO