Primero los asesinaban y después pedían rescate

Primero los asesinaban y después pedían rescate

28 de octubre del 2018

Un macabro hecho sacude la población de Puebla, México, tras los hechos criminales cometidos por una banda de secuestradores que asesinaban a sus víctimas y luego llamaba a los familiares para pedirles dinero por el rescate que nunca iba a efectuarse.

Según autoridades del país, este grupo delictivo operaba en Ciudad Serdán en el estado de Puebla, y era liderado por un antiguo director de Seguridad Pública de ese municipio. Además lo componía un exjefe policial y una edecán encargada de atraer al menos a ocho personas, todos hombres, por medio de redes sociales.

El líder, identificado como Marco Antonio, de 40 años, se había desempeñado como director de Seguridad Pública entre los años 2011 y 2014. Y la mujer que fue identificada como Jazmín Ivette, de 24 años, también originaria de Ciudad de Serdán, era la encargada de citar a las víctimas para después retenerlas.

La mayoría de sus secuestrados eran comerciantes de la zona, por quienes pedían rescates millonarios que las familias no podían cubrir.

De acuerdo con la Fiscalía, todos los hombres fueron asesinados y después los criminales empezaban a comunicarse con sus familias para pedir el dinero de la liberación. Para enviar señales de vida a dos le cortaron los dedos y especialistas forenses aseguraron que fue ‘post mortem’.

El dinero que le exigían a las familias de estos sujetos era de 2 millones de pesos (100.000 dólares). Dos de ellas pudieron reunir 500.000 pesos cada una, pero las restantes no lograron juntar el dinero.

Gracias a la intercepción de 35 líneas telefónicas se identificó a los agresores. Seguidamente, el 12 de octubre, agentes de la Fiscalía y de la Policía Federal realizaron un operativo en el que detuvieron a los seis integrantes de la banda, que opusieron resistencia armada.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!