Lo metieron a una incubadora y murió por quemaduras

27 de agosto del 2018

En la clínica Materno Infantil de Esimed, ubicada en la localidad de Barrios Unidos de Bogotá, se registró un hecho lamentable. En la incubadora donde se encontraba un bebé de 12 días de nacido, aparentemente se registraron fallas técnicas que ocasionaron quemaduras en todo el cuerpo. La investigación del caso fue asumido por la Fiscalía […]

Lo metieron a una incubadora y murió por quemaduras

En la clínica Materno Infantil de Esimed, ubicada en la localidad de Barrios Unidos de Bogotá, se registró un hecho lamentable. En la incubadora donde se encontraba un bebé de 12 días de nacido, aparentemente se registraron fallas técnicas que ocasionaron quemaduras en todo el cuerpo. La investigación del caso fue asumido por la Fiscalía General de la Nación.

Al percatarse de los graves hechos, las enfermeras y médicos del lugar remitieron al menor a cuidados intensivos para tratar las heridas y evitar que el caso se fuera a mayores, puesto que sufrió quemaduras en el 40 % de su cuerpo. Sin embargo, pese a los constantes esfuerzos por parte del personal, el bebé falleció en la mañana del sábado 26 de agosto.

A través de un comunicado, la clínica perteneciente a la EPS Medimás, lamentó la muerte del menor e informó que “se continúan adelantando las investigaciones pertinentes para determinar con prontitud y exactitud los hechos que ocasionaron este triste desenlace y sigue acompañando a la familia en su dolor”. También ofreció ayuda psicológica a la familia.

Respecto a los aparentes daños técnicos que podría tener la máquina, la entidad se refirió explicando que el análisis técnico de la incubadora, realizado pro el equipo Biomédico Nacional, ” no evidencia fallas en su funcionamiento. La investigación realizada por parte del proveedor externo igualmente indicó que la máquina se encuentra en perfectas condiciones para trabajar”.

Sin embargo, las causas exactas da la muerte aún se encuentran por esclarecer y la incubadora se encuentra bajo custodia hasta que se finalice la investigación de los hechos.

Debido a que no existe claridad sobre las personas que tendrían algún tipo de responsabilidad en este caso, se conoció que la enfermera que atendía al bebé renunció por temor a alguna denuncia por parte de los familiares.

De acuerdo con las declaraciones dadas por la enfermera a Blu Radio, el suceso ocurrió luego de presentarse un problema con las máquinas de la clínica. Además, aseguró que existe una situación complicada en el hospital por la falta de personal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO