Sindicados en el feminicidio de una policía quedarían libres

30 de noviembre del 2019

Las demoras en el juicio abrieron esa posibilidad.

Sindicados en el feminicidio de una policía quedarían libres

Dos implicados en el asesinato de una policía salvadoreña a manos de sus propios compañeros podrían quedar en libertad si el juicio no comienza antes del 29 de diciembre. Así lo confirmó el abogado Arnau Balenas, querellante del caso.

“Hay dos imputados que fueron capturados el 29 de diciembre de 2017, y la ley procesal de El Salvador establece que nadie puede estar detenido más de dos años sin sentencia: si el juicio no se hace en diciembre, quedarían en libertad”, explicó Balenas, quien espera que el poder judicial de ese país actúe con responsabilidad.

Balenas confirmó a la agencia Sputnik que existe evidencia “más que sólida” para juzgar y condenar a 11 policías y dos civiles procesados por el asesinato de la agente Carla Ayala, perpetrado la madrugada del 29 de diciembre de 2017 por el policía Juan Josué Castillo, alias Samurai, tras una fiesta navideña del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP).

El Juzgado de Instrucción de la Mujer ya determinó que hay pruebas suficientes de que los imputados encubrieron el crimen y propiciaron la fuga de Castillo, quien sigue prófugo de la justicia.

Entre los procesados destaca César Flores, exjefe del GRP, un grupo de élite para el combate de pandillas, disuelto tras el feminicidio de la agente Ayala en medio de denuncias de abuso de poder e incluso de ejecuciones extrajudiciales.

El asesinato de Ayala, cuyo cuerpo fue descubierto 9 meses después en una plantación de la familia de Castillo, conmocionó a la opinión pública salvadoreña y derivó en la disolución de una unidad que llegó a creerse “por encima del bien y el mal”, según reportes de prensa.

El Salvador registró en 2018 una tasa de 6,8 feminicidios por cada 100.000 mujeres, según un sondeo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Con información de Sputnik.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO