Fines de semana de horror por violencia intrafamiliar: Medicina Legal

Fines de semana de horror por violencia intrafamiliar: Medicina Legal

17 de diciembre del 2015

Medicina Legal es el termómetro de la violencia colombiana y su director, Carlos Valdés, registra los cambios de “temperatura”.

Este año -sintetiza- se ha caracterizado por algunos datos significativos. En primer lugar, hemos constatado que continúa la curva de descenso en las cifras de homicidios. Pero también han aumentado las lesiones no fatales producidas por riñas. El hurto y la violencia intrafamiliar vienen aumentando y lo más preocupante que hemos podido confirmar es que la violencia sexual está afectando, cada día más, a los niños y a las niñas colombianos.

Descomposición familiar

Hay una relación entre todos los tipos de violencia, que nos está señalando que hay una gran descomposición social. Hay una crisis en el núcleo familiar, donde más se ubican las lesiones intrafamiliares y las lesiones interpersonales.

Los días de mayores actos de violencia contra niños y niñas son los fines de semana; y los domingos las mayores agresiones contra la mujer.

¿Mientras el domingo es entendido como el día de descanso, de reflexión y de reposo, en muchos hogares colombianos hay un infierno?

Sí, esa es la paradoja. Mientras el domingo uno espera que sea el día de la familia, el día donde hay mayor tiempo para compartir, las estadísticas nos están mostrando que es el día donde hay mayor agresión, se causan más lesiones y se abusa más de los niños. Paradójicamente, también mueren más personas en accidentes de tránsito.

De tal manera que -reflexiona el señor Valdés- la política preventiva en Colombia debe estar dirigida a tomar en cuenta estos aspectos, a mirar qué es lo que se hace en los ratos de ocio, qué relaciones se establecen a nivel de los núcleos familiares, cómo se establecen estas relaciones y, sobre todo, qué educación le estamos impartiendo a nuestros niños y niñas.

Violencia intrafamiliar

Violencia en silencio

¿Cuánta gente no denuncia estas agresiones intrafamiliares?

En el tema de violencia hacia los niños y niñas, específicamente en el abuso sexual, entendemos que hay un gran subregistro, por muchos factores. Es claro que la sociedad no confía en la administración de justicia; es claro que uno de los puntos donde hay mayor impunidad es en los delitos sexuales; es claro que los procedimientos que hoy se tienen no toman en cuenta o no consideran a la víctima, que resulta revictimizada.

Todos estos aspectos hacen que, en buena medida, las personas no denuncien, sumado a que hay buena parte de los abusos sexuales que se cometen en áreas rurales, donde no llega el servicio de justicia, donde no hay una atención oportuna, donde la investigación no se hace eficientemente y eso también genera impunidad.

En otros ambientes, como la violencia hacia la mujer, la impunidad también es alta y los subregistros de violencia, comparados con los datos que tienen ONG’s de víctimas, son bastante altos.

Asesinos en serie

¿Cuál es el porqué de los asesinos en serie?

Los homicidas en serie, como los registrados recientemente en Bogotá, son el producto de una sociedad que está enferma. Esta serie de homicidios nos revelan unas conductas bizarras, que deben ser estudiadas a fondo y reflejan las relaciones que se producen en ciertos ambientes de la sociedad.

Me preocupa la violencia contra niños y niñas, que después se van a reflejar cuando sean adultos. Esas conductas se van a manifestar con base en experiencias vividas, en represiones, en relaciones que se dieron de manera no satisfactoria y muchas de esas circunstancias que hoy reclamamos en los niños y las niñas, son las generadoras, en el futuro, de conductas que van a llevar a este tipo de violencia en serie.

La situación es grave hoy, pero será peor mañana por las difíciles relaciones intrafamiliares que se están viviendo por estos días. Yo creo que deberíamos declarar una emergencia general.