Fiscalía: Los Uribe Noguera destruyeron evidencias

Foto: Canal Capital

Fiscalía: Los Uribe Noguera destruyeron evidencias

26 de Junio del 2017

Semana clave para los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, quienes el próximo jueves asistirán a la audiencia de imputación de cargos por parte de la Fiscalía General por los delitos de favorecimiento en secuestro y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

esto relacionado con el caso de  su hermano Rafael Uribe Noguera, asesino de la niña Yuliana Samboní, y quien se encuentra condenado a 51 años de cárcel desde finales de marzo de este año. El asesinato ocurrió una mañana del 4 de diciembre de 2016.

Según el ente investigador en su documento de acusación de 31 páginas se detalla las pruebas recolectadas donde se infiere la ocultación y destrucción de evidencias por parte de Francisco y Catalina.

Lo más concluyente de las pruebas

Para los investigadores, con posterioridad a los hechos, los hermanos Uribe Noguera “manipularon la información que contenía sus teléfonos celulares y se destruyó evidencia clave para el caso”. Se alteró el registro de las llamadas, correos y mensajes e historial de WhatsApp.

No solo de sus propios celulares sino del condenado Rafael Uribe Noguera, entre el 4 y el 10 de diciembre. Catalina Uribe Noguera, afirma el escrito, tenía conocimiento de la clave de su hermano menor de Iphone que usaba.

Para sustentar lo anterior, la Fiscalía contó con colaboración de la agencia oficial estadounidense ICE (Inmigration and  and Customs Enforcement), la cual inspeccionó los celulares entregados voluntariamente. El organismo de investigación señala que con dicha manipulación y destrucción los hermanos “ayudaron a eludir la acción de la justicia a quien habría cometido un secuestro y un homicidio”.

En respuesta, la defensa de Catalina y Francisco asegura que se eliminaron varias aplicaciones de los celulares. y que lo hicieron porque una vez salió la noticia del asesinato y se iba conociendo el presunto autor, les empezaron a llegar amenazas y mensajes intimidantes tanto a los móviles como a las redes sociales.

Además, se asegura en su defensa, mediante una extenso documento que presentarán el jueves, que en líneas generales, les asiste el derecho a no incriminarse ni incriminar a un pariente cercano que consagra la Constitución.

Otras acusaciones

Dentro de los otros argumentos para acusar a los hermanos Uribe Noguera, están los siguientes. El de nunca mencionar el segundo apartamento que tenía Rafael, el Equus 66, donde apareció el cadáver de la niña.

Por otro lado la Fiscalía  dice que “los tres hermanos permanecieron reunidos en el apartamento aproximadamente desde las 4 pm hasta pasadas las 5:30 pm, lapso durante el cual se registró actividad telefónica intensa y constante por parte del señor Francisco Uribe Noguera”, y esto indicaría que los hermanos ya sabían de Rafael mucho antes de dar aviso a las autoridades.

Inclusive, la Fiscalía justifica sus acusaciones cuando los tres salieron del apartamento escena del crimen. al dirigirse al Instituto Colombiano del Sistema Nervioso Clínica Moserrat, donde se les negó el ingreso de Rafael.

A juicio del ente investigar Francisco “contestó con evasivas indicando que aún no estaba con su hermano Rafael”. Sin embargo, llegaron a la clínica pasadas las seis de la tarde y solo hasta las 7:30 pm Francisco se comunicó con los agentes de policía para decir que estaba con su hermano en el centro médico.

También solo hasta que llegaron las autoridades a la clínica inicial, fue que Francisco acepto la terrible confesión de su hermano. Mientras que la Policía fue a verificar la versión, Catalina llevaba a Rafael a la Clínica Vascular Navarra donde estuvo dos días internado.