El asesino peruano que quería convertirse en Freddy Krueger

22 de marzo del 2019

Según su padre, se habría obsesionado con las películas de terror.

El asesino peruano que quería convertirse en Freddy Krueger

Por precaución fue encerrado en una cárcel peruana un hombre que descuartizó a una mujer e intentó quitarle la cara con la intención de hacerse con ella una máscara como la del famoso personaje de ficción Freddy Krueger. Según contó su padre a medios locales el hombre se habría obsesionado con las películas de terror luego de salir de las Fuerzas Armadas.

El Descuartizador de Kunurana es la nueva identidad por la que conocen a Wilfredo Rodríguez Quispe, un hombre de 24 años que perpetró un cruel feminicido en la región de Puno, al sur de Perú.

El pasado viernes 15 de marzo Rodríguez Quispe se ocultó detrás de un matorral a esperar pacientemente a que Dina Quispe Choquemaqui, una campesina de la zona y quien él eligió como víctima, terminara de amarrar unas vacas.

Una vez consideró justa la espera la abordó por la espalda y con una cuerda la sujetó por el cuello y la arrastró más de cien metros hasta una vivienda. La víctima fue halada por el piso mientras pataleaba e intentaba zafarse, pero nunca consiguió liberarse de su victimario.

Aún mientras la mujer permanecía con vida, Rodríguez empezó a descuartizarla. Le extrajo algunos órganos y dicen que intentó cocinarlos; también comentan que en algún momento le cortó el rostro e intentó hacer con él una máscara como la del personaje principal de la famosa película de terror Pesadilla en Elm Street: Freddy Krueger.

Nadie reportó lo sucedido ese día. Rodríguez tampoco figuró como sospechoso al día siguiente. Sin embargo, el 17 de marzo, el victimario se acercó a la escena del crimen para ver el procedimiento policial que se desarrollaba en la zona, tal vez rememorando alguna de las tantas películas que había visto.

Por su aparente actitud sospechosa los uniformados lo abordaron y por sus nervios vieron conveniente registrarlo. Las manchas de sangre en su ropa fueron las que terminaron delatándolo y demostrándole que su crimen no había sido tan perfecto como los del cine.

El asesino confesó su acto criminal y también contó que había matado a otras dos personas en el pasado. De la autoría de estos homicidios las autoridades no habían tenido pistas y el asesino no figuraba en los expedientes.

Este jueves 21 de marzo, menos de una semana después de haber perpetrado el feminicidio, Rodríguez estuvo sentado al frente del Juez Adolfo Edgar Peralta quien le impuso una medida preventiva de aseguramiento carcelario por 9 meses, mientras se desarrolla todo el proceso.

A las afueras del lugar donde se dio la audiencia un grupo de personas enfurecidas intentó golpear al agresor. A su papá, quien asegura no haber sabido de las andanzas de su hijo, lo hicieron caminar por su pueblo con un letrero colgado que lo señalaba como el progenitor de este reconocido descuartizador, según cuenta la prensa de ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO