Cárcel para pareja que asesinó a su bebé

1 de noviembre del 2018

Edwin Alexis Rubiano Rubio y Natalia Lozano Tautiva fueron imputados por el delito de homicidio agravado luego de que la Fiscalía General de la Nación encontrara suficiente evidencia para inferir que le habrían causado la muerte a su propia hija de tan solo unas horas de nacida, al asfixiarla en abril del 2017. El juez […]

Homicidio

Edwin Alexis Rubiano Rubio y Natalia Lozano Tautiva fueron imputados por el delito de homicidio agravado luego de que la Fiscalía General de la Nación encontrara suficiente evidencia para inferir que le habrían causado la muerte a su propia hija de tan solo unas horas de nacida, al asfixiarla en abril del 2017. El juez dictó medida de aseguramiento en centro de reclusión.

Los hechos ocurrieron en un conjunto residencial del barrio El Salado en Ibagué, Tolima, donde las autoridades atendieron el llamado del vigilante del lugar, quien aseguraba que en el punto donde los residentes arrojaban la basura, se encontraba el cuerpo de un bebé, recién nacido, dentro de una bolsa plástica.

De acuerdo con la información recopilada, el cuerpo lo habría encontrado Rubiano, quien sería uno de los residentes del conjunto y presunto culpable de los hechos.

Según Rubiano, él llegó el 16 de abril del 2017 junto con su esposa Natalia y sus dos hijas de 9 años y 23 meses, de un paseo en el que estuvieron por cerca de cuatro días en un municipio de Cundinamarca y al entrar al apartamento sintieron un mal olor que lo relacionaron de inmediato con una leche que estaría en mal estado y la habrían dejado por fuera de la nevera.

Sin embargo, al siguiente día siguió el olor por lo que empezaron a buscar de dónde prevenía y así habrían llegado al armario, en donde se ubicaba una bolsa con un cuerpo (de la bebé) en estado de descomposición envuelto en una blusa de la mujer, por lo que se decidió sacar la basura e informar al vigilante del conjunto.

La pareja aseguró que no se había violentado la puerta del apartamento como para suponer que alguien había abandonado allí el cuerpo y mucho menos que la procesada hubiese en estado en embarazo, negando que fuera su bebé. A pesar de ello, el dictamen pericial de Medicina Legal logró comprobar que las muestras de sangre halladas en la blusa en la que estaba envuelta la bebé, sí correspondían al ADN de Natalia Lozano.

De igual manera, la necropsia arrojó que la menor, que tenía entre 38 y 40 semanas, había nacido viva, y que la causa de la muerte fue asfixia mecánica provocada por la obstrucción en sus vías respiratorias. También se encontró un hematoma en el paladar, lo que significa que le taparon la nariz e introdujeron algo en su boca para evitar que respirara.

Al terminar al audiencia, el juez aceptó los argumentos brindados por parte de la Fiscalía, que expuso el peligro que representan los procesados para sus tres hijas, puesto que luego del asesinato de la menor, la pareja tuvo otra niña que tiene meses de nacida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO