El pedófilo del rock

El pedófilo del rock

15 de Diciembre del 2013

—¿Serías el Dj en la fiesta de cumpleaños de mi hija?

—Solo si puedo follar con ella. (GUIÑO)

—Sabes, eso está muy mal y yo debería dejar de hablarte por ello.

—jajaj

—Enserio, Ian, enserio.

Este es un chat que se llevó a cabo a través de AOL entre Ian Watkins, de la banda inglesa de rock Lostprophets, con una joven de alrededor de 25 años a quien también le pidió que tuvieran un hijo juntos para así poder abusar de él (o ella).  La hija de la mujer a la que se refiere el chat iba a cumplir 10 años, y Watkins –de 36 años- no estaba bromeando. “En el 2010 mencionó que quería tener un bebé y criarlo para que fuera malo como yo y como él –ahora aparentemente yo también soy mala-. Un año más tarde dijo que quería que tuviéramos un bebé para que él pudiera hacer lo que quisiera con él y para que mi hija pudiera ver cómo es que se hace. Estaba obsesionado con ‘el lado oscuro’ y quería irse al infierno. Usaba su poder para traspasar los límites. Supongo que eran todas las drogas, es que fue muy, muy, muy lejos”, declaró la mujer que luego de recibir los mensajes en que Watkins expresaba su deseo de tener relaciones sexuales con su hija, rompió relaciones con él y no volvió a hablarle jamás

Canatante de Rock, Ian Watkins, kienyke

Ian Watkins visitando enfermos en un hospital de niños.

Lostprophets fue una banda de rock de Gales formada en 1997. Su líder y vocalista era Ian Watkins. Fue una de las bandas de rock más populares del Reino Unido, con varios sencillos número uno en las listas musicales del año, vendió 3.5 millones de discos en todo el planeta. Weapons fue el quinto y último álbum de la banda que se desintegró el primero de octubre de 2013 luego de que Watkins fuera acusado de 13 delitos sexuales contra niños, incluyendo un intento de violación a una niña de un año. Como respuesta a los cargos imputados el 19 de diciembre de 2012, todos los integrantes del grupo musical –menos Watkins- firmaron un corto mensaje en el website de Lostprophets que decía: “Estamos en estado de shock. Estamos enterándonos de los detalles de la investigación al mismo tiempo que ustedes. Es un tiempo difícil para nosotros y nuestras familias y queremos agradecerles a nuestros fans por su apoyo mientras buscamos respuestas”.

Acto seguido cancelaron todas las paradas de un tour y un año más tarde anunciaron a través de su cuenta en Facebook que no volverían a hacer música y a presentarse como Lostprophets. Desde entonces la banda se ha mostrado aterrada y asqueada ante los hechos y ha incitado a que más víctimas den su testimonio ante las autoridades. En la investigación que llevó a cabo el departamento de policía del sur de Gales, se debió decodificar el laptop de Watkins para encontrar la evidencia que necesitaban para el juicio y así fue que dieron con varios vídeos en que Watkins está abusando sexualmente de menores de edad, así como teniendo sexo con un animal.

Al cantante no le quedó más remedio que aceptar los cargos, pero sin embargo aseguró que a pesar de haber intentado violar a un bebé de un año, no lo logró. Joanna Majic, una exnovia de Watkins, declaró haberle avisado a la policía de las fantasías enfermas del cantante durante cuatro años pero dice haber sido ignorada. Además asegura que aparte de las víctimas que se conocen, existen muchas más, hasta cien, dado que Watkins convencía a sus fans más jóvenes -que también eran madres- de que cometieran actos de abuso sexual con sus bebés frente al computador para que él pudiera verlo en directo.

Ian Watkins 2

Ian Watkins en una de las fotografías que enviaba a sus fans.

La mujer también reveló que Watkins ofrecía sus servicios sexuales en internet por aproximadamente 240 dólares la hora. “Ian podía tener sexo con cualquiera. Simple, era increíblemente pervertido y su apetito se volvió cada vez más oscuro”. Durante el juicio Watkins declaró haber convencido a dos jovencitas de convertirse en “Superfans”, que eran mujeres que abusaban de sus niños para su placer sexual. Las identidades de estas dos mujeres que ahora tienen 21 y 24 años –que debían ser anónimas- fueron reveladas por la modelo y celebridad Peaches Geldof a través de su cuenta de Twitter, lo que le acarreó problemas legales, puesto que según la ley británica todas las víctimas de acoso sexual tienen derecho a permanecer en el anonimato y cualquier acción que ponga en riesgo dicho anonimato es considerada criminal.

Para terminar de rematar, se supo que estando en la cárcel, Ian Watkins se volvió amigo de Carl Mills, un hombre que incendió su casa asesinando a tres personas, entre las que se encontraba su propia bebita de seis meses. Se ha dicho que ambos hombres querían compartir una celda e hicieron planes de encontrarse para consumir metanfetaminas juntos una vez que salieran de la cárcel, pues ambos aseguraban ser inocentes y alcanzaron a engañar a unos cuantos.

En internet se pueden encontrar varios vídeos de Watkins visitando niños enfermos en hospitales, y vestido de Papá Noel entregando regalos con infantes sentados sobre sus piernas. En el vídeo en que está disfrazado de Papá Noel se lo ve con un bebé sobre las piernas y mientras Watkins lo besa una voz detrás de cámaras le dice que deje de oler al infante. Pero el vídeo más revelador es uno en que se encuentra con los integrantes de Lostprophets respondiendo preguntas de sus fans a través de un streaming con el website MySpace. Responden preguntas que les hacen a través de las redes sociales. Una fan, cuyo nombre es “Babygirl” (bebita), le preguntó cuál era su placer culposo y Watkins contestó: “Lo acabas de responder”. Canatante de Rock, Ian Watkins, kienyke   Ian Watkins.