Padre abusó y embarazó a su hija en Ibagué

23 de noviembre del 2018

Abusó de la menor durante cinco años.

banda los boyacos

El maltrato y la violación a los menores de edad son algunos de los delitos que mayor aversión tienen en la sociedad y suelen estar en constante aumento, por lo menos en Colombia.

El último caso conocido por la Fiscalía General de la Nación se presentó en la ciudad de Ibagué en el barrio El Salado. En marzo del año 2009, un hombre llevaba a una menor de edad a sus largas jornadas de trabajo en una zona rural de Anzoátegui en Tolima, donde se dedicaba a cortar madera, al parecer allí aprovechaba para abusar de ella sexualmente.

El ente investigador le imputó los cargos por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años y actos sexuales con menor de 14 años agravado de los cuales habría sido víctima su propia hija.

Según indican los expedientes del delegado fiscal encargado de la investigación, el primer ataque sexual habría ocurrido cuando la menor tenía ocho años de edad, alargando este delito hasta que la menor cumplió los 13 años y quedó en embarazo.

Por los delitos, el hombre fue enviado a la cárcel con medida de aseguramiento de manera preventiva, mientras se realizan las investigaciones pertinentes del caso. El padre fue detenido mediante una orden judicial a solicitud del fiscal adscrito a la unidad de delitos sexuales de la Seccional Tolima. Sin embargo, pese a las pruebas en su contra, el hombre no aceptó los cargos imputados.

En cuanto a las cifras que se presentan por este delito, según el Instituto de Medicina Legal, únicamente entre enero y agosto del año 2016 se presentaron 10.878 casos mientras que en el mismo periodo del 2018 fueron 15.408, es decir se presentó un aumento de 4.530, que representan un 41.64 %.

Finalmente, Bogotá es la ciudad que más registra este tipo de delitos con 145 casos, le sigue Antioquia con 112, Bolívar con 56, Valle del Cauca con 50 y Atlántico con 38. En cuanto a cifras mensuales, este tema reporta, aproximadamente, 100 casos. Además, el 85 % de las víctimas son mujeres.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO