Imputados exdirectivos de ETB por presunto fraude

31 de enero del 2019

La defraudación a la entidad es de casi 45.000 millones de pesos.

Imputados exdirectivos de ETB por presunto fraude

banco de imágenes

Pablo Antonio Gómez Mora y Martha Lucía Martínez Ortega, exdirectivos de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) fueron imputados por un fiscal de la Unidad de Administración Pública de la Dirección Seccional de Bogotá por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado culposo.

Al parecer los delitos fueron cometidos cuando, en el año 2013, Gómez ocupaba el cargo de vicepresidente de Estrategia y Desarrollo de ETB y Martínez se desempeñaba como gerente del proyecto Datacenter.

Según la Fiscalía, los exdirectivos de la entidad incurrieron en irregularidades en el trámite y ejecución del proyecto a cargo de Martínez Ortega quien es hoy procesada por la justicia.

El proyecto cuya finalidad era la prestación de servicios de operación, mantenimiento y soporte técnico fue adelantado por la ETB por medio de “la Invitación Privada No. 10239585, el objeto se llevaría a cabo con la implementación de un datacenter bajo la modalidad de llave en mano certificado como TIER IV, diseñado y construido por el Uptime Institute, LEED, el valor era de $44.723.355.451″.

La Fiscalía señaló que para la ejecución del proyecto se hicieron tres contratos: “Diseño e interventoría por un valor de $ 1.205.138.088, el contratista fue DCC Consultores S.A. de Costa Rica, Obra civil del Datacenter por un valor de $32.480.000.000 por medio de Aceco S.A. de Brasil y la adquisición de bienes y suministros, instalación e implementación, por una cuantía de $11.566.369.460 y realizado por la compañía Compufácil de Colombia”.

El ente investigador comprobó que la obra fue abandonada en el año 2015 sin culminar y por lo tanto eso llevó a la perdida de los recursos.

La audiencia en contra de los exdirectivos de la ETB se llevó a cabo ante el Juzgado 9 Penal Municipal de Bogotá, con función de control de garantías, y allí los señalados no aceptaron los cargos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO