Confirman pena máxima contra ingeniero triplefeminicida

28 de junio del 2019

Conozca la historia de las tres mujeres que asesinó por avaricia.

Confirman pena máxima contra ingeniero triplefeminicida

Después de un largo juicio y varios meses de espera, se resolvió uno de los peores crímenes ocurridos en El Banco, Magdalena. Un juez ratificó la sentencia de 60 años de cárcel en contra del ingeniero Róbinson Castellanos Plata, hallado culpable del asesinato de su esposa, su hijastra y su cuñada, ocurrido en 2017.

Escuche las noticias más importantes del día:

Las tres mujeres fueron halladas flotando sobre las aguas de la ciénaga de Chilloa, en zona rural del municipio. Sus cuerpos tenían varios signos de tortura y estaban en gran estado de descomposición.

Pescadores que rondaban por el lugar descubrieron la dantesca escena. Al revisar los cadáveres notaron la macabra forma en la que se les dio muerte. Una de las mujeres tenía la cabeza rapada, una herida al rededor del cuello y una abertura en el abdomen por la que le salían los órganos.

La otra evidenciaba moretones en su cuerpo y una cortada de extremo a extremo en la parte del estómago. La más pequeña tenía una gran cortada en su cuello, al parecer, causada con machete.

Los tres cuerpos estaban atados de manos y pie.

En un principio, las autoridades mencionaron que las tres mujeres no eran pertenecientes a la región; en el reporte de desaparecidos no habían personas con esas características.

Lea también: Autodefensas niegan el asesinato de líderes en Tierralta

Cuando fueron enviadas a Medicina Legal de Barranquilla las identificaron como: Gloria Leal Valeta, de 49 años; su hermana Mercedes Leal Valeta, de 48 años, y Andrea Carolina Castellanos Leal, de 20 años e hija de Gloria.

La macabra muerte

En la investigación se esclareció que el ingeniero mató a las tres mujeres por avaricia, quería quedarse con la millonaria herencia de su esposa. Por esa razón, planeó su macabro plan.

El 12 de enero de ese año, las engañó diciéndoles que lo acompañaran a un viaje a El Banco, Magdalena. A los dos días les pidió que se dirigieran hasta la ciénaga Chilloa y allí les quitó la vida, según las autoridades, junto a un sujeto que se “dedicaba a la brujería”.

La recolección de los hechos arrojó que los cadáveres fueron cortados, atados con elementos pesados y tirados a la ciénaga con el fin de que se sumergieran en la profundidad de las aguas y así no quedara rastro alguno.

Sin embargo, una USB que fue encontrada en el bolsillo de una de las víctimas lo dejó en evidencia al ingeniero. Se encontró información que llevó a dar con el paradero de Castellanos Plata en 2018.

Desde ese momento las autoridades recaudaron todas las pruebas necesarias para esclarecer el caso. En el juicio fueron necesarios más de 50 testigos y con ayuda de sus declaraciones se demostró la culpabilidad del ingeniero.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO