‘Jairo Martínez’, el guerrillero que de niño burló la muerte

27 de mayo del 2015

¿Quién era el negociador de las Farc que murió en Guapi, Cauca?

Alias Jairo Martinez

El doctor Carlos Valdés, director de Medicina Legal, confirmó la mañana de este miércoles el anuncio que habían hecho los negociadores de las Farc, acerca de la muerte de Pedro Nel Daza, alias ‘Jairo Martínez’, quien en febrero de 2014 había hecho parte de los negociadores del grupo guerrillero en la Habana, Cuba. Lea también: ¿Qué tanto han estudiado los cabecillas de las Farc?

Pedro Nel Daza Narváez, no nació en Pitalito, Huila, como lo dicen tras su muerte. Es tolimense. Nació en 1952 en un hogar campesino en Planadas, en el sur del departamento del Tolima, de donde tuvo que salir herido antes de cumplir un año de vida. También le puede interesar: La discografía inédita con la que las Farc entonaban su guerra

Su mamá era indígena Páez y su padre un campesino sin territorio. Colonizando tierras se establecieron en Planadas, donde lograron un buen asentamiento. Tuvieron siete hijos.

Con base en la agricultura empezaron a crecer. Crearon un negocio próspero que consistía en trueque de productos agrícolas por enseres  que no se encontraban en el pueblo sino en las ciudades capitales.

El mismo Pedro Nel, quien tenía nombre de presidente conservador, partido político de sus padres, dijo en una entrevista que era, según los historias que su madre le contaba, “una época feliz”.

Cuatro años antes de que naciera el hoy abatido guerrillero, en Bogotá, muy lejos de la finca de sus padres, fue asesinado el caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán. Fue el inicio de una sangrienta guerra con tintes políticos que se evidenció más en las zonas rurales que en las capitales.

Cuando Pedro Nel tenía un año, una cuadrilla de liberales entró a la finca de sus padres y asesinó a su papá, a un tío, a un primo, y a tres de sus hermanos, quienes tenían 4, 5 y 7 años. Según su versión, los cadáveres de los pequeños los picaron y se los dieron a comer a los cerdos que estaban en la marranera.

Alias-Jairo-Martinez-1

Alias Jairo Martínez durante el proceso de paz en el Caguán.

La finca fue quemada. Otro de sus hermanos, de 11 años, logró huir pero los  asesinos los alcanzaron, le propinaron tres disparos y le hicieron varias heridas con machete. Pensando que lo habían matado lo dejaron en medio de matorrales. El joven sobrevivió.

Otro niño, de cuatro años, se salvó porque corrió hacia el monte. Lo encontraron perdido a los cuatro días.

Pedro Nel, el más pequeño, se había quedado encerrado en la habitación de sus padres. Cuando los criminales se marcharon, una mujer que les ayudaba a sus padres en los oficios de la cocina ingresó a la casa que ardía en llamas y rescató al pequeño.

La madre huyó con sus cuatro hijos que le quedaban para Neiva, Huila, pero hasta allá llegaron las amenazas contra su vida y la de sus pequeños.

En la pobreza absoluta volvió a tomar sus hijos en brazos y se estableció en una región montañosa del Huila, que quedaba ubicada a nueve horas a pie desde Pitalito. Colonizaron un territorio y volvieron a levantar una pequeña finca.

Pedro Nel ingresó a estudiar la primaria a los 16 años. Una beca que consiguió su madre con los curas salesianos le permitió terminar el bachillerato becado en el Colegio Departamental Mixto de Pitalito.

Cuando estaba en noveno grado lo invitaron a una reunión con las juventudes comunistas, le interesó la ideología política y social que esta agrupación le brindó. Ahí comenzó su acercamiento con la guerrilla.

Se hizo guerrillero a comienzos de la década de los 90. Escaló dentro del grupo hasta llegar a ser hombre de confianza del ‘Mono Jojoy’.

‘Jairo Martínez’, fue conocido por la opinión pública en San Vicente del Caguán, mientras se adelantaba el fallido proceso de paz con el gobierno del presidente Andrés Pastrana: era el jefe de seguridad de el ‘Mono Jojoy’ y se encargó de la seguridad del territorio despejado por el gobierno para adelantar los diálogos.

Actualmente el comandante ‘Jairo’, como era llamado habitualmente dentro del grupo insurgente, era el jefe del frente 14 y uno de los principales cabecillas del Bloque Sur de las Farc.

Dicen de él que era uno de los más temidos carceleros de las Farc. Según las autoridades fue el hombre que mantuvo secuestrado por más de doce años al sargento Pablo Emilio Moncayo.

Participó entre otras acciones guerrilleras en el secuestro del senador Jorge Eduardo Géchem, llevado a cabo en 2002; hecho que generó el definitivo rompimiento de las conversaciones de paz del Caguán.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO