Murió tras ser rociada con gasolina y quemada por su ex

7 de enero del 2020

Su hija, de tres años, también resultó herida.

Murió tras ser rociada con gasolina y quemada por su ex

Twitter

Jessica Alexandra Gómez, de 24 años de edad, falleció esta semana tras ser víctima de un brutal ataque, al parecer, perpetrado por su expareja sentimental, un hombre identificado como José Yeris López.

A la mujer le rociaron gasolina y luego le prendieron fuego mientras dormía junto a su hija de tan solo tres años en una de las habitaciones de la casa en la que vivía en el municipio de Tello, Huila.

Jessica, de 24 años, sufrió heridas letales. Pasó cuatro días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario de Neiva, pero al final no soportó las quemaduras de segundo y tercer grado que tenía en el 50 % de su cuerpo.

La menor, por su parte, sobrevivió. Sin embargo, todavía se encuentra bajo revisión médica por las graves lesiones que le fueron causadas.

Todo parece indicar que la joven fue asesinada por haberle dado fin a la relación sentimental que sostenía con López desde hace años.

De acuerdo a la información entregada por medios locales, no era la primera vez que el sujeto la agredía física y psicológicamente. Ella lo había denunciado ante la justicia en varias ocasiones.

Antes de morir, Jessica alcanzó a decirle a sus familiares el nombre de su victimario, lo que fue clave para las autoridades. El sujeto fue capturado y puesto a disposición de la Fiscalía General para ser judicializado.

Gina Pineda, directora del Observatorio Ciudadano de Feminicidios de Santander, le dijo a KienyKe.com que el ataque en contra de Jessica y su pequeña hija “constituye un hecho reprochable en el que se evidencia la infinita crueldad, discriminación y violencias desplegadas en contra de su género”.

Además, indicó que este caso demuestra la ausencia de protección efectiva de las autoridades frente a la denuncia efectuada por la víctima respecto a las violencias previas sufridas y el riesgo feminicida que suponía.

“El Estado omitió su obligación de prevenir, investigar y sancionar las violencias y el resultado fue el feminicidio. Jessica debería estar con nosotras, la niña debería estar sana y con su mamá”, afirmó.

Presunto asesino tras las rejas

Un juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de José Yeris López mientras avanza la investigación en su contra por la muerte de su exesposa.

La Fiscalía General le imputó los delitos de feminicidio agravado en concurso con homicidio agravado en grado de tentativa y violencia intrafamiliar.

Laura Kamila Toro, abogada, explicó que, actualmente, el delito de feminicidio contiene una de las condenas más altas del Código Penal. Es decir, oscila entre los 250 y 500 meses de prisión.

La abogada Pamela Forero, por su parte, señaló que por homicidio en modalidad de tentativa se contempla una pena de 208 a 450 meses y por violencia intrafamiliar 48 a 96 meses.

“Así le aplicaran el mínimo de cada una. La suma da 63 años y no puede exceder de 60, así que estaríamos hablando de 60 años de prisión. Sin embargo, esta es la máxima medida. Si no tiene antecedentes o tiene cualquier circunstancia de menor punibilidad no se le puede aplicar el máximo de la pena”, especificó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO