Los argumentos en juicio de los hermanos Uribe Noguera

Los argumentos en juicio de los hermanos Uribe Noguera

7 de junio del 2019

Este viernes en el Juzgado 46 del circuito penal de Paloquemao se llevó a cabo el interrogatorio a Francisco José y Catalina Noguera, hermanos del asesino y violador de Yuliana Samboní, quiénes son acusados por la Fiscalía General de la Nación de encubrir a su familiar y manipular las pruebas del caso.

Rafael Uribe Noguera, quien cumple una pena de 58 años de prisión en la cárcel La Tramacúa, de Valledupar, había testificado previamente desde una videoconferencia en defensa de sus hermanos. Durante la audiencia confesó, bajo juramento, que les había mentido sobre la muerte de la niña de 7 años.

Lea también: Rafael Uribe Noguera defiende a sus hermanos en audiencia

Durante el interrogatorio del siete de junio, Francisco llegó con sus abogados y las réplicas de los planos del edificio Equus 66, así como del apartamento 603 dónde agentes del Gaula encontraron a la menor, cerca al jacuzzi del inmueble.

En su relato, el acusado mencionó que todo el tiempo estuvo en shock y que no podía creer el acto criminal que había cometido su hermano. Basado en este argumento, dijo que no podía recordar con exactitud lugares y llamadas, desde el momento en que se vio con Rafael en el apartamento hasta cuando lo llevó a la Clínica Monserrat.

En el trayecto hacia este centro de salud, Francisco manifestó que vio algunas llamadas de agentes Gaula, quienes estaban detrás del paradero del asesino de Yuliana. Dijo que las recibió y que aunque pensó en devolverlas, no lo hizo por un asunto de nervios.

En su testimonio, el hermano del confeso criminal, manifestó que cuando Rafael le contó cómo había matado a la niña y donde la tenía escondida, se sintió muy mal. “Me bajé del taxi y le digo a Rafael usted se dañó su vida y se va a pudrir en la cárcel”, agregó.

También contó que cuando el Gaula llegó hasta la clínica y le solicitaron que los , él se negó porque la médica que estaba atendiendo Rafael le había indicado que no lo podía dejar solo, en vista de que presentaba tensión arterial muy elevada y que debía ser atendido en otro sitio por el cuadro de cocaína que tenía.

Francisco Noguera detalló que le indicó a Catalina que debía llegar a la clínica para acompañar a su hermano Rafael, mientras él se iba con las autoridades.

Lea también: Lo que declaró Uribe Noguera desde Valledupar

¿Hubo o no alteración de pruebas?

Sobre la manipulación de pruebas, como el zapato blanco de Yuliana encontrado en el carro o la entrega del celular y la ropa del violador, Francisco manifestó que en ningún momento las modificaron.

Tanto Catalina como Francisco decidieron quitar el aviso de arrendamiento que tenía Rafael con su número de celular, debido a las amenazas de muerte que recibían por parte de la comunidad.

Un relato parecido dio Catalina. Sin embargo, se tienen detalles de la manipulación que ella le realizó a las redes sociales de Rafael Noguera, cuando tenía en su poder su celular.

“Yo enciendo el celular. Y ahí fue cuando empezaron a llegar tanto mensajes de texto como de Whatsapp. Esto era que si a mí, en mi Facebook, me habían dicho cosas horribles, en el celular de él era (mensajes como) vamos a perseguir a su hermana, le vamos a hacer lo mismo”, manifestó.

Según ella, por el nivel de amenazas que llegaron a sus celulares, decidió inhabilitar los mensajes que llegaban al celular de Rafael.

Por ahora, se espera el dictamen del juzgado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO