Con sábanas una amante intentó escapar por la ventana y cayó al vacío

Con sábanas una amante intentó escapar por la ventana y cayó al vacío

12 de Junio del 2014

Una mujer cayó desde una altura de seis metros cuando trataba de escapar del apartamento de su amante, amarrada a unas sábanas que enlazó a su cuerpo. Sobrevivió a la caída, pero permanece hospitalizada.

Lea también: ¿Por qué conviene tener un amante?

La mujer, de 41 años, es descrita por varios testigos como una persona sumamente atractiva. Después de su cinematográfica idea de huir amarrada a unas sábanas, terminó en una camilla del pasillo de urgencias en el hospital San José, en el centro de Bogotá.

La esposa del hombre y los vecinos del conjunto residencial descubrieron la aventura amorosa.

“Al parecer, cuando la pareja se percató de que la esposa de él llegó al apartamento, ella intentó escapar por la ventana del sexto piso enrollada en unas sábanas, pero se cayó”, contó a KienyKe.com un habitante del conjunto residencial, testigo de los hechos.

Según Caracol Radio, el vigilante nocturno del edifico, ubicado en la Avenida Caracas con calle 31, en el sector de Teusaquillo, dijo que “llamaron del apartamento 601 a decir que dejaran ingresar a una mujer, la mujer entró y no fue a ese apartamento sino al 602, luego llamaron y dijeron que no dejaran entrar a nadie”.

infidelidad C

El edificio donde ocurrieron los hechos.

KienyKe.com conoció que la cita entre los dos infieles inició sobre las 9:30 de la noche, en el apartamento, propiedad de los esposos. A esa hora la amante ingresó al apartamento 602 y estuvo allí durante dos horas. Aquel idilio se terminó, al parecer, cuando, para infortunio de la pareja, la esposa del hombre, que trabaja en una renombrada emisora de información, llegó al apartamento.

Según testigos de la escena y policías que conocieron el caso, el hombre, al ver que su esposa estaba por encontrarlo con las ‘manos en la masa’, decidió amarrar unas sábanas y hacer con ellas una larga soga. La amante, también llena de pánico, accedió a seguir la idea y fue amarrada de la cintura por su amante. Ella empezó a descender con ayuda del hombre, quien desde el sexto piso la sostenía y ayudaba a bajar.

Cuando la mujer iba a mitad de camino, en el tercer piso, el nudo que la sostenía cedió. Al empezar la caída pudo agarrar las cortinas de una ventana abierta, pero su peso fue superior al soporte y con las manos vacías continuó su descenso.

Cayó desde una altura superior a los seis metros. Según un reporte médico la mujer presentó golpes en varias partes del cuerpo. Los paramédicos que la atendieron dictaminaron trauma de tórax y trauma de cuello.

Como en los cuentos de hadas, hacia la media noche se rompió el encanto. A esa hora la aventura del esposo infiel y su amante quedó al descubierto. Testigos indicaron que mientras la mujer yacía en el suelo a la espera de que alguien la atendiera, en el sexto piso la esposa engañada le recriminaba al amor de su vida y padre de su hija por la mentira de la que había sido víctima.

Infidelidad

Hospital San José, donde remitieron a la mujer.