La bruja que alejaba a ‘Los Rastrojos’ de la cárcel

6 de mayo del 2015

Los rezaba para hacerlos invisibles ante la ley y guiar sus balas contra el enemigo.

Luz Marina Castillo, Bruja

El último rezo diabólico que la bruja de ‘Los Rastrojos’ les hizo a sus hombres no tuvo uno de los efectos que ellos buscaban. Pretendía hacerlos invisibles ante el poder de la justicia.

La policía antinarcóticos, tras una investigación que duró aproximadamente ocho meses, capturó en el sur de país a once personas que hacían parte de una peligrosa célula de la organización criminal conocida como ‘Los Rastrojos’.

Lea también: La bruja que puso de rodillas a todo un pelotón

Entre los capturados está Luz Marina Castillo, más conocida como ‘La Bruja’, una mujer que era la pitonisa de cabecera de la organización y quien también tenía participación en el tráfico de estupefacientes.

Las actividades delincuenciales de la banda han sido principalmente narcotráfico, tráfico de armas, extorsión y homicidio. Se les incautaron 2.5 toneladas de marihuana tipo cripy y dos más de cocaína.

Así mismo fueron judicializados por su participación en 14 asesinatos, entre ellos el de dos menores de edad que trabajaban como vendedores de la droga, pero que fueron asesinados al quedarse con parte del dinero.

Lea también: ¿Este soldado está poseído por una bruja?

Entre los capturados está el líder de la organización criminal, conocido con el alias de ‘El ogro’, quien recibió este seudónimo porque es sumamente peligroso. “A este hombre no le tiembla la mano para matar o mandar matar a cualquiera”, dijeron fuentes policiales.

Lea también: La ‘guerra maldita’ que se libra en Colombia

Según las investigaciones, las cuales se basaron en seguimientos, interceptaciones, entrevistas y fuentes humanas, todo homicidio, así como todo cargamento de droga estaba rezado por la bruja para que no cayera en manos de la policía. También esperaban que los sicarios no fueran capturados y que no erraran sus balas.

Bruja Luz Marina Castillo, Capturados por la Policía nacional

Banda ‘Los Rastrojos’, una organización criminal que operaba en el sur del país.

Con el fin de enviar el cargamento o dejar los sicariatos para otro día, la bruja tenía como trabajo adivinar -con la ayuda de cartas- cuáles eran los movimientos de los policías.

En medio de la noche, la bruja sacrificaba animales y con su sangre ungía a los miembros de la banda. Bañaba las armas y untaba los embarques de droga con la sangre hechizada en el rito satánico. Lo hacía para blindar a los delincuentes, así como para proteger el cargamento y asegurarse de que los proyectiles que sus hombres utilizarían, llegarán con certeza a dónde los enemigos.

Otro de los ritos diabólicos de la bruja de ‘Los Rastrojos’ era realizar hechizos de magia negra con los que invocaba espíritus malignos y fuerzas sobrenaturales para que estos intervinieran y acompañaran a los bandidos a cometer sus fechorías, y para ahuyentaran el peligro.

Con la captura de estas once personas se suma la judicialización de otra decena de ellos que estaban recluidos en las cárceles del Valle del Cauca y de Bogotá, y desde donde seguían delinquiendo, ordenando asesinatos y coordinando embarques de droga.

La bruja y algunos de sus secuaces aceptaron los cargos que la Fiscalía les imputó por tráfico de drogas, homicidio y concierto para delinquir, entre otros. Deberán pagar por estos crímenes tras las rejas de las prisiones donde, tal vez, seguirán recurriendo a sus rituales malignos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO